Manchester City no podrá participar en competencias europeas durante las próximas dos temporadas debido a una sanción de la UEFA, que incluye una multa de 30 millones de euros (32.53 millones de dólares), tras una investigación sobre presuntas infracciones al Fair Play financiero.

La UEFA dijo que el City cometió "infracciones graves" a las reglas, pero el club sostuvo que tiene la intención de apelar la decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Las reglas de Fair Play financiero de la UEFA tienen como objetivo evitar que los clubes reciban cantidades ilimitadas de dinero a través de acuerdos de patrocinio inflados con organizaciones relacionadas con los propietarios.

La Cámara de Adjudicaciones del Organismo de Control Financiero de la UEFA dijo que el City había infringido las reglas al "exagerar los ingresos de patrocinio en sus cuentas y en la información de equilibrio presentada a la UEFA entre 2012 y 2016" y agregó que el club "no cooperó con la investigación".

erp