Juan Pablo Sánchez se alzó como triunfador de la cuarta corrida de la Temporada Grande en la plaza México, mientras Ginés Marín dio muestra de su clase con dos faenas cargadas de clasicismo, Diego Silveti mostró dos labores de entrega y el protagonismo del juez de plaza, Enrique Braun, privó de más triunfos y la salida en hombros al negar sendas orejas.

Abrió plaza el aguascalentense ante ‘Luz de Luna”, un astado con calidad al que recibió a la verónica rematando con una media muy pinturera. Su faena de pases templados y con recorrido fue culminada con una estocada tendida y ligeramente caída para recibir, tras la petición mayoritaria, una oreja, la primera de la tarde.

En su segundo, Sánchez inició con el lance fundamental para luego mostrar un toreo maduro, asentado y con temple que culminó de estocada entera en buen sitio, pero el puntillero levantó al toro al intentar apuntillarlo y el matador tuvo que despacharlo con un golpe de descabello. Los tendidos se nutrieron de pañuelos solicitando el apéndice y el juez, luego de ordenar un aviso, negó la oreja.

Por su parte el diestro jerezano Ginés Marín desperdició dos faenas profundas, llenas de trasmisión y con adornos que le fueron muy coreados al errar con los aceros y en gran parte por el criterio de la autoridad en el palco, pues en primer término el pinchazo antes de la estocada entera fue la razón para que sólo saliera a saludar en el tercio ante una cerrada ovación, y en el segundo burel de su lote y luego de hilvanar trazos largos, profundos y cargados de trasmisión, amén de una dosantina y un pase de trinchera que puso a los aficionados de pie, dejó pinchazo hondo antes de la estocada mortal; el puntillero levantó al toro y el torero español dio la vuelta al ruedo de forma triunfal luego de que el juez le negara el apéndice solicitado por la concurrencia.

En cuanto al torero guanajuatense Diego Silveti, en su primero destacó en un quite por delantales pero la faena por el lado natural no terminó por romper y tuvo sólo momentos de lucimiento aunque faltos de trasmisión. Para colmo, se le fue la mano muy abajo y se retiró en silencio.

En su segundo, Silveti provocó una fuerte ovación al realizar un ajustado quite por gaoneras y en el segundo tercio Christian Sánchez obtuvo su 87 salida al tercio al exponer mucho en la colocación de banderillas, Diego mostró voluntad en su labor por el lado derecho, se ajustó tanto en una tanda de manoletinas que su enemigo lo prendió pegándole una voltereta sin nada que lamentar y finalizó al tercer viaje para escuchar palmas al término de su labor.

Para el próximo domingo, la empresa anunció una corrida de Reyes Huerta para Enrique Ponce, Fabián Barba, Joselito Adame y la confirmación de alternativa de Pablo Aguado.