Una tarde de contrastes se vivió en el cerrojazo de la Temporada Grande 2019-2020, una vez que Guillermo Hermoso de Mendoza confirmó el doctorado de manos de su padre Pablo Hermoso de Mendoza, donde actuaron los matadores a pie Arturo Saldívar y José María Hermosillo.

Guillermo confirmó su alternativa con el toro ‘Confirmado, número 32 y con 517 kilos de peso. Le colocó un rejón de castigo, banderillas y realizó toreo por la grupa, las ancas y florituras como parar a la montura en dos patas y saltar junto con ella, a rosa y se puso pesado a la hora de matar por lo que dividió opiniones luego de un aviso. En el séptimo del festejo, de nombre ‘Hugela’ de Los Encinos también, colocó un rejón de castigo, toreó en redondo, puso banderillas, las suertes de la rosa y del teléfono y banderillas a dos manos al quinto intento y luego de dejar en buen sitio el rejón de muerte al segundo intento le fue otorgada una oreja por petición mayoritaria.

Por su parte Pablo Hermoso dio cátedra del toreo a caballo ante su primero de Bernaldo de Quirós pero se puso pesado con el rejón de muerte y fue silenciado.

Ante el quinto, el centauro español estuvo en maestro, toreó con las monturas a placer pero luego de un pinchazo se le fue la mano muy abajo con el rejón mortal y le aplaudieron.

En cuanto al jalisciense Arturo Saldívar, recibió a ‘Burlador’ de Santa Fe del Campo, un excelente burel al que le dio la bienvenida con dos largas de rodillas cerrado en tablas para lancear a la verónica rematando a una mano. En su faena de muleta hilvanó series por ambos lados con recorrido pero en ocasiones perdía las distancias y no podía llevar al toro embarcado aunque logró algunos adornos como la dosantina, vitolina y los cambiados de mano, que le valieron el apéndice una vez que mató con una estocada algo baja. Arrastre Lento al toro.

En su segundo, un astado del que se pidió en repetidas ocasiones el indulto y pegó dos espectaculares tumbos a los picadores, le pudo ajustar a embestida a base de castigarlo con muletazos por bajo, esto generó en algunas tandas que le corearon, por lo que al dejar el estoque mal colocado y luego de dos golpes de descabello escuchó breves palmas tras un aviso.

Para José María Hermosillo fue ‘Parrandero’ un enrazado burel al que logró pegarle muletazos de alta manufactura con base en el aguante y el valor, sin embargo, se eternizó con los aceros y le abroncaron tras dos avisos.

Al cierra plaza, el hidrocálido lo lanceo por caleserinas, le instrumentó una faena por ambos lados pero al no tener colaboración de su enemigo, se tiró a matar y le aplaudieron.

Se lidiaron cuatro toros de Santa Fe del Campo con Arrastre Lento al tercero del festejo; tres de Los Encinos y uno de Bernaldo de Quirós, justos de presencia en términos generales y de juego desigual; saludaron en el tercio Fernando García y Jorge Luna tras parear al sexto; al término del paseíllo se le rindió un minuto de aplausos al aficionado Manolo el de los sombreros y al medio día se develó un busto en homenaje al torero Mariano Ramos.

[email protected]