Sky tuvo una caída en sus utilidades de 1% en el primer trimestre del presente año respecto al mismo periodo del año pasado, de acuerdo con el reporte financiero de Televisa, su empresa propietaria.

Las cifras negativas que arroja la compañía se dan pese a que tienen los derechos exclusivos del Mundial de Rusia. A este dato hay que sumar los 97,923 suscriptores activos netos menos (1.2%) en el mismo lapso.

“El incremento de las transmisiones ilegales en redes sociales y los horarios poco accesibles de la Copa del Mundo (en México empiezan a partir de las 5 de la mañana y terminan a las 3:30 de la tarde) provocaron que este evento no sólo no haya atraído más clientes, sino que haya perdido un porcentaje de éstos”, explica Rafael Camacho, analista de Grupo Financiero Ve por Más.

De acuerdo con datos del reporte financiero de Televisa, en el primer trimestre del 2014 —año en el que se disputó la Copa del Mundo de Brasil— hubo un incremento de 10.1% en sus utilidades respecto al mismo periodo del 2013. Camacho menciona que lo anterior se debió a tres factores:

El primero, que las transmisiones en redes sociales no eran tan populares en ese año; el segundo, el apagón analógico que atrajo a muchos clientes que contrataron el servicio, y el tercero es la aparición de VeTv, una filial de televisión de paga de Sky con menos canales que los paquetes habituales, pero más económico.

“No me sorprende que sus utilidades hayan bajado porque sus costos son muy altos”, opina Álvaro Cueva, crítico de televisión. “Los precios de los paquetes son impagables para la mayoría de la población y no es proporcional a la calidad de sus contenidos, que son muy malos”.

El paquete del Mundial tiene un costo de 2,500 pesos y comprende los 64 partidos, de los cuales 24 serán en exclusiva. Camacho dice que los paquetes están más encaminados para que los contraten los restaurantes.

“Sin embargo, muchos decidieron no hacerlo porque los juegos en los que más podrían atraer a la gente serían los de la 1:30 de la tarde y en ese horario la mayoría de los partidos serán televisados por televisión abierta”, agrega el analista.

Las plataformas Over The Top (OTT) también han sido un factor que afecta directamente a Sky. México tuvo —en el último trimestre del 2017— 10.7 millones de suscriptores en televisión satelital, mientras que de OTT registraron 7.7, de acuerdo con un informe de la Unidad de  Inteligencia Competitiva.

El Economista buscó un comentario o cifras por parte de Televisa, pero se negaron a realizarlo.

Cueva agrega que el sistema de Sky es anticuado en comparación con otros sistemas de televisión restringida como Izzi o Dish, que ofrecen beneficios adicionales a sus clientes como línea telefónica gratuita o acceso gratuito a un catálogo de películas en varios dispositivos mediante su aplicación. Sky, sostiene, sólo ofrece el servicio de televisión.

“Los deportes son lo último que le queda a Sky para competir en el mercado, porque si se les quita ese contenido no le quedará nada”, finaliza Cueva.

[email protected]