Haber estado en la cima del ranking mundial del golf es hoy una de las mejores cartas de presentación del estadounidense Tiger Woods, quien mañana regresará al Masters de Augusta, evento que ha jugado por 18 años, la mitad de su vida, el cual intentará ganar por quinta vez y también buscará conseguir un nuevo Major, que no ha vuelto a ganar desde el US Open del 2008.

Y aunque hasta hace unas semanas la presencia del estadounidense en la competencia era incierta debido a una lesión en la pierna izquierda que lo hizo retirarse a principios de marzo del Cadillac Championship mañana, cuando Woods se pare en el green de Augusta, será para algunos, motivo de felicidad pues eso será también un sinónimo de negocio.

Aumenta Woods en 30% el rating en televisión

De acuerdo a Neal Pilson, director de Deportes y presidente fundador de CBS Sports cuando Tiger Woods entra a un torneo y cuando entra en una ronda final, vemos un incremento de entre 30 y 50% con relación al rating normal , aseguró. En datos de la propia televisora, el año pasado apenas 3.6 millones de televidentes sintonizaron el Masters en el que se coronó el sudafricano Charl Schwartzel.

Del mismo modo, la PGA reconoce que el que Woods forme parte de algún field resulta benéfico para ellos. Según declaraciones de Nelson Silverio, director de Comunicación de la PGA, en entrevista con El Economista: Tiger tiene un efecto positivo en nuestros ratings de televisión. Esta temporada hemos notado que nuestros ratings han subido por más de 30% con Tiger jugando sólo cinco eventos .

Imán de torneos y públicos

En el escrito Tiger Woods, el imperio del golf , publicado en el diario español El Mundo en el 2009, Luis Carles Pérez planteaba que el jugador americano era el principal imán de torneos, públicos y patrocinadores, que temblaban ante cualquier resfriado del número uno mundial.

Y según Silverio, la situación con el estadounidense no ha cambiado. Mantiene una atracción impresionante en cada evento que se presenta. Ya sea antes por su nivel o ahora por la necesidad del público que está esperando que vuelva a ser mismo que se convirtió en número uno , asegura.

Nelson reconoce que Tiger tiene un impacto en nuestra red, pgatour.com, afecta positivamente el tráfico . Así pues, volver a Augusta es no sólo para Woods una oportunidad de retomar la confianza en sí mismo, sino también para la PGA, los canales de televisión y los nueve patrocinadores con los que aún cuenta el estadounidense y que podrían volver a poner sus ojos en Tiger si tiene una buena actuación en el Masters, tal y como lo espera el resto del mundo del golf.

cristina.sanchez@eleconomista.mx