El defensa central John Terry se disculpó por sugerir que los futbolistas de la selección inglesa en el Mundial estaban descontentos, tras ser criticado por el duro técnico Fabio Capello.

Terry dijo luego del aburrido empate 0-0 con Argelia la semana pasada que el plantel iba a aclarar la situación con Capello y discutir cambios, pero el técnico dijo el lunes que el ex capitán había cometido "un gran error" por hablar sobre moral públicamente en vez de acudir directamente a él.

Sin embargo, el defensa dijo al diario británico Daily Mail que apoyaba totalmente a Capello y que sólo había respondido a las preguntas de los medios con honestidad aunque probablemente "demasiada", según declaraciones publicadas el martes.

"Nunca fue mi intención ofender al técnico o los jugadores y si ofendí a alguien, le pido perdón. Le dije al técnico que tiene mi apoyo en todo y quiero enfatizar que no creo que haya sido una mala influencia en el campo", dijo Terry según la publicación.

"Quiero dejar este episodio en el pasado y concentrarme en intentar ganar el que es un juego importantísimo para Inglaterra", añadió refiriéndose al encuentro por el Grupo C contra Eslovenia el miércoles, que deben de ganar si quieren seguir en carrera.

El técnico y los jugadores negaron el lunes las versiones de descontento, y Capello dijo que no sabía por qué Terry no había hablado con él primero.

"No entiendo por qué no habló conmigo primero. Leí ayer que John Terry había dicho eso. No entiendo por qué no habló conmigo. Cuando uno habla hay que hacerlo en privado y no con ustedes (los medios)", explicó Capello en una entrevista con el canal de televisión británico ITV.

"Este es el gran error. Este es un gran error. Se que a veces algunos jugadores quieren hablar más con ustedes (los medios) que con otros jugadores. Eso es un error", añadió.

Capello también negó que hubiera señales de una revolución en su plantel, como le estaba sucediendo a Francia.

"Hablé con algunos jugadores y creo que fue sólo John Terry quien dijo eso", añadió el técnico.

"No es una revolución. Es un error de un jugador, pero no una revuelta", afirmó.