El escenario, la asistencia y la pelea del Canelo Álvarez contra Billy Saunders marcó una noche de expectativas cumplidas. Se trató de la primera entrada récord de fans a un evento deportivo en un estadio techado a un año de la pandemia del covid. Alrededor de 70,000 personas provocaron el sold out en el estadio AT&T en Dallas, Texas.

La taquilla tuvo un efecto creciente en las ganancias para el boxeador mexicano, pues de acuerdo con Sportico, se calcula que fueron 25 millones de dólares por este último combate. Dicha cifra superaría lo que ganó en la pelea de diciembre contra Callum Smith y en febrero ante Avni Yildirim, que se estiman en 10 millones cada una.

En su tercera pelea tras el divorcio con Golden Boy Promotions y Óscar De la Hoya, el pugilista mexicano se convirtió en campeón mundial indiscutible de peso súper mediano al derrotar a Saunders al final del octavo asalto, dejándolo con la mejilla rota y enviándolo al hospital.

“Sabía que la pelea se desarrollaría alrededor del octavo asalto. No fue tan difícil como esperaba. Sé que mi preparación es buena y mejoro día a día ”, dijo Álvarez, quien había predicho una victoria por nocaut entre el octavo y el décimo asalto.

El récord anterior de asistencia de un evento deportivo bajo techo estadounidense y después de un año de pandemia fueron los 51,838 que asistieron al Derby de Kentucky en Louisville, Kentucky, el 1 de mayo pasado.

Álvarez tiene ahora el campeonato The Ring, así como los cinturones del Consejo Mundial (CMB), Asociación Mundial (AMB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Es campeón mundial de cuatro divisiones desde el peso mediano junior hasta el peso semipesado, y está a solo un cinturón de convertirse en el primer peleador de 168 libras en tener todos los principales títulos de organismos y ahora su meta está puesta en derrotar al campeón de la Federación Internacional (FIB), Caleb Plant, a quien enfrentará en septiembre, en fecha cercana al Día de la Independencia.

"Es sólo una lucha para que suceda (contra Caleb). Es la única pelea y espero que sienta lo mismo. Sé que estuvo en una entrevista el otro día y no mencionó mucho sobre Canelo. Al final, Canelo peleará con absolutamente cualquiera. Sabes con quién quiere pelear. Me dijo con quién quiere pelear: Caleb Plant. Hablaré con su equipo y veré dónde se lleva a cabo. Esa es la pelea que tiene que suceder por los indiscutidos en las 168 libras. Tiene que suceder. ¿Qué va a hacer Caleb Plant?”, dijo el entrenador del mexicano, Eddy Reynoso.

Canelo ha demostrado que el trato fallido con DAZN que sorprendió al mundo en octubre de 2018 no es un obstáculo y menos una negociación insuperable. La plataforma le prometió un acuerdo de 11 peleas con un valor de al menos 365 millones de dólares.

Su primera pelea contra Rocky Fielding valió 15 millones, y se esperaba que el resto de sus combates tuvieran un valor de 35. Álvarez demandó al CEO de DAZN y Golden Boy, Óscar De La Hoya, en un tribunal federal en septiembre. La denuncia alega fraude, incumplimiento de contrato e injerencia en las posibles condiciones económicas. Álvarez buscaba al menos 280 millones en daños.

deportes@eleconomista.mx