Los futuros de la soya cayeron el jueves en el mercado de Chicago arrastrados por una toma de ganancias tras el alza de 2% de la jornada anterior.

En cambio, los futuros de maíz extendieron las subidas por quinta sesión consecutiva, sostenidos por un dólar más débil y acompañando el alza del trigo, que alcanzó máximos desde el 25 de noviembre impulsado por una ronda de coberturas de posiciones cortas.

Los futuros de la soya cerraron por encima de mínimos de sesión ante preocupaciones relacionadas con el clima en Argentina, que provocaría un recorte de la producción de granos.

El contrato de ésta para marzo terminó con una caída de 2.75 centavos, o 0.3%, a 10.1250 dólares por bushel.

El contrato de futuros de maíz más activo tocó un máximo en tres semanas. Durante la racha de cinco alzas consecutivas la más larga para el grano desde agosto , los precios han repuntado 3.7 por ciento.

El maíz para marzo subió 1.5 centavos, o 0.42% a 3.6125 dólares por bushel.

Compras técnicas ayudaron a la subida del trigo. El contrato referencial de trigo blando rojo de invierno para marzo en Chicago encontró soporte en su promedio de móvil de 50 días.

El contrato de trigo para marzo quebró su promedio móvil 100 días por primera vez desde el 22 de junio.

El cereal cerró con una subida de 7.75 centavos, o 1.55%, a 4.2625 dólares por bushel.