En el beisbol los números son el registro que mejor describe el trabajo de un pelotero. Joakim Soria ha trabajado, y muy bien.

El cerrador de los Reales de Kansas City posee cifras que lo colocan en un lugar destacado entre la élite de jugadores mexicanos que han jugado en Grandes Ligas.

Ayer en Kansas City, Soria logró su salvamento número 100 en el triunfo de su equipo 5-2 sobre los Rangers de Texas. Con ese logro, el mexicano sumó la centena de rescate y lo hizo en 112 intentos durante las cuatro temporadas que ha actuado en Grandes Ligas. Es decir, la efectividad de Soria en este rubro es de 90.9 por ciento.

Es algo que tiene un gran significado para mí, ya que se trata de una buena cifra para alcanzar, pero quiero más , dijo Soria al finalizar el partido. Tan sólo este año ha logrado 12 salvamentos en 13 oportunidades.

Este año registra 3.00 en porcentaje de carreras limpias admitidas y en sus cuatro temporadas promedia 2.18. En ese lapso ha trabajado en 206.1 entradas en las que ha repartido 235 outs y le han pegado 144 hits, 17 jonrones y le han anotado 53 carreras.

En el acumulado de rescates, Soria suma 17, 42, 30 y 11 en las campañas del 2007, 2008, 2009 y 2010, respectivamente.

En la temporada 2008 fue segundo detrás de Francisco Rodríguez de los Angelinos de Los Ángeles. Esa temporada fue el despegue para que su equipo lo tomara en serio y le extendiera un contrato de tres años y 8.75 millones de dólares

Soria ganó de sueldo base 426,500 dólares en el 2007 y el 2008. Para el 2009 cobró 1 millón y en esta temporada cobra 3 millones mientras que para el 2011 llegará a 4 millones, y podría obtener una compensación de 750,000 dólares si la opción del 2012 no es aceptada.

Apenas el 26 de abril pasado, el récord de salvamentos para un relevista mexicano, con 94.

Aurelio López, relevista mexicano que jugó en las Mayores entre 1974 y 1987, tenía 93 juegos salvados.

Fueron 11 años para López, y para Soria superarlo y llegar a 100 salvamentos le ocupó poco más de cuatro años. Su debut en Grandes Ligas ocurrió el 4 de abril del 2007.

Cuando salgo a lanzar sólo trato de conseguir outs, no pienso en récords , declaró Soria en aquella ocasión.

De a poco, Joakim va dando pasos sólidos para confirmarse como una de las estrellas de las Grandes Ligas.