La búsqueda de Simone Biles para convertirse en la mejor atleta olímpica en los Juegos de Tokio dio un giro extraño este martes, cuando la gimnasta estadounidense abandonó la prueba por equipos.

Después de un decepcionante salto en la primera rotación de la prueba femenina por equipos, la estadounidense fue señalada con una "R" en la lista de competidoras antes de que comenzaran las barras, lo que indicaba que no continuaría en la competición.

La Federación Internacional de Gimnasia confirmó que Biles no seguiría participando en la prueba por equipos, pero destacó que si Estados Unidos llega al podio ella recibirá una medalla.