Berlín. La rusa Maria Sharapova, número dos de la clasificación mundial de la WTA, se proclamó vencedora en el torneo de Stuttgart, disputado sobre tierra batida, tras vencer en la final a la número uno del mundo, la bielorrusa Victoria Azarenka, por 6-1 y 6-4.

Con este triunfo, Sharapova se adjudica su primer título WTA del presente año, tras perder las tres finales que había disputado hasta el momento, y es el número 25 que consigue a lo largo de su carrera deportiva.

El triunfo, logrado tras una hora 24 minutos de juego, le sirvió como venganza, ya que en dos de esas finales perdidas este año, en el Abierto de Australia y en Indian Wells (Estados Unidos), cayó ante Azarenka.

Azarenka necesitó tratamiento médico en el descanso entre la primera y la segunda manga, pero pudo continuar el partido hasta su conclusión.