Roma. La tenista rusa Maria Sharapova, ex número uno del mundo, inició con el pie derecho el torneo WTA de Roma y en sets corridos se impuso a su compatriota Ekaterina Makarova.

Sharapova hizo válida su condición de séptima cabeza de serie y sin problema alguno se deshizo de su connacional, 37 del circuito, por un doble 6-1, tras 54 minutos de acción.

La originaria de Nyagan fue superior de principio a fin y desde el primer game quebró el servicio de su rival, consiguió poner 69% sus saques en terreno bueno y registró dos aces, así como un par de faltas dobles para instalarse en los octavos de final.

Para esta ronda, Sharapova se verá las caras con la vencedora del choque entre la moscovita Alisa Kleybanova y la israelí Shahar Peer, décima en las listas de preferencias.

Otra que consiguió su boleto para octavos fue la italiana Francesca Schiavone, quien cumplió con los pronósticos y en dos mangas superó a la estadounidense Christina McHale, proveniente de la calificación.

La segunda favorita empleó una hora y 11 minutos de su tiempo para dejar la pizarra a su favor por 6-3 y 6-1, con lo que se mantiene a la espera de su siguiente rival, la cual saldrá del duelo entre la anfitriona Romina Oprandi y la eslovaca Daniela Hantuchova.

En resultados de primera ronda, la germana Andrea Petkovic y la rusa Anastasia Pavlyuchenkova eliminaron a la nativa de Moscú Maria Kirilenko (7-5 y 6-1) y a la sudafricana Chanelle Scheepers (6-3 y 7-5), de manera respectiva.

Ahora la raquetista local se medirá con la eslovena Polona Hercog y Pavlyuchenkova, décima sexta de la siembra, hará lo propio con la también rusa Vera Dushevina