Minneapolis.-La extraordinaria primera temporada de Ricky Rubio en la NBA terminó de forma devastadora.

El estelar base español de los Timberwolves de Minnesota se perderá el resto de la campaña y los Juegos Olímpicos de Londres tras romperse el ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda, dijo el sábado a la AP una persona con conocimiento de la situación.

La persona habló con la AP bajo la condición de permanecer en el anonimato porque no se ha dado un informe oficial sobre la lesión. El diario Star Tribune de Minneapolis fue el primero que reportó la noticia.

Rubio se sometió el sábado a una prueba de resonancia magnética que confirmó la lesión.

El base de 21 años se lastimó el viernes cuando su rodilla izquierda cedió mientras intentaba defender a Kobe Bryant en los segundos finales de un partido contra los Lakers de Los Angeles. De inmediato cayó al piso y se agarró la rodilla, y fue sacado de la cancha cargado por sus compañeros Martell Webster y Derrick Williams.

Rubio tenía promedios de 10,6 puntos y 8,2 asistencias por partido, y era considerado como una de las grandes figuras de la selección española que disputará los Juegos Olímpicos a mediados de año.

La lesión es un duro golpe para los Timberwolves, que perdieron a uno de los artífices de su resurgimiento este año.

En apenas su primera campaña en la NBA, Rubio se convirtió en una de las figuras más populares en la liga, gracias a su excelente visión de juego y pases de fantasía. Los Timberwolves tuvieron lleno total en siete partidos esta temporada, su mayor cifra desde la campaña de 2006-07.

Rubio era serenado con cánticos de "¡Olé! ¡Olé!" casi en cada partido en Minnesota, una cancha que estaba semi vacía casi en cada partido la temporada pasada.

Rubio fue la quinta selección del draft de 2009, pero se quedó en España hasta 2011 con el equipo de Barcelona.

El veloz base ha jugado como profesional en España desde que tenía 14 años, y toda esa experiencia le ayudó en su transición a la NBA. También es uno de los mejores defensores en su posición, y tenía promedio de 2,2 robos de balón por partido.

"Anticipa muy bien en defensa", comentó Bryan. "Lee muy bien el juego, es muy paciente. Cada vez tiene más confianza en su tiro brincado. No sé qué están haciendo en España para desarrollar su talento, pero están haciéndolo bien".

Con la conducción de Rubio, los Timberwolves marchaban octavos en la Conferencia del Oeste hasta la derrota del viernes ante los Lakers, por lo que tienen posibilidades de clasificarse a los playoffs por primera vez desde 2004.

El suplente de Rubio, el puertorriqueño J.J. Barea, también es baja por un esguince en el tobillo izquierdo.

BVC