El árbitro italiano Roberto Rosetti se retiró de la actividad el jueves, pero aclaró que su decisión no tuvo nada que ver con haber validado un gol en clara posición de adelanto en la Copa del Mundo.

El colegiado de 42 años, que dirigió la final de la Eurocopa 2008, optó por retirarse y convertirse en parte de la comitiva que designa los árbitros de la Serie B italiana.

Hace menos de dos semanas Rossetti dirigió el encuentro en el que Carlos Tevez anotó en posición adelantada el primer gol en la victoria 3-1 de Argentina sobre México en los octavos de final.

"La decepción de la Copa del Mundo no influyó en mi decisión", dijo en un comunicado Rosetti, quien fue retirado de las nóminas arbitrales de la FIFA para los cuartos de final del torneo.