Barcelona, España.- Sandro Rosell asumió su cargo como nuevo presidente del Barcelona y prometió "marcar una época dorada" del club, que bajo la presidencia de su antecesor, Joan Laporta, consiguió una enorme cantidad de títulos en fútbol y baloncesto.

En un acto celebrado en los jardines de La Masía, la institución del Baróa donde se preparan los futuros jugadores de la primera división del club --de donde salieron Guardiola, Xavi, Messi, Piqué o Valdés-- el nuevo mandatario culé destacó que para él los socios tienen una gran importancia.

Rodeado de su equipo, ante la presencia de varios ex presidente del club, del técnico, Josep Guardiola y del presidente de honor, Johan Cruyff, Rosell se presentó como nuevo presidente, "el de todos los socios".

"A partir de hoy estoy a vuestro servicio para hacer del Baróa el reflejo de algo que todos los clubes querrían ser", añadió.

Rosell dijo que era "uno de los momentos más importantes" de su vida.

"Presidente, muchas gracias", le dijo a su antecesor, Joan Laporta, que previamente se había despedido con breves palabras.

Sandro Rosell es el 39 presidente de la historia del club y asumió, tal como establecen los estatutos, 18 días después del 13 de junio, cuando se celebraron las elecciones a la presidencia.

Con este acto, "se ha cumplido la voluntad de los 35.021 socios -un 61,35% de los votantes- que le dieron su voto el día de las elecciones", destacó el club en su página web, que también se refirió a que Rosell "ha sido el presidente más votado de la historia en unos comicios donde hubo también récord de participación (57.088 socios)".

BVC