Río de Janeiro. El brasileño Ronaldinho Gaúcho abandonará el club Flamengo, luego que un tribunal laboral avalara la rescisión de su contrato por una deuda de 20 millones de dólares que el equipo mantiene con él, indicó su abogada a la prensa local.

"Ya resolvimos eso hoy (jueves). Falta de pago fue el motivo y el atleta tiene el contrato rescindido. Fueron cuatro meses de salario atrasado, lo que por derecho ya valida la rescisión", dijo al sitio Terra la abogada Gislaine Nunes, afirmando que Ronaldinho también pide una indemnización al equipo carioca.

"No puedo hablar de valores porque yo misma pedí secreto judicial, pero estamos exigiendo valores altísimos, millonarios, a los que el atleta tiene derecho", añadió en una entrevista con el canal Sportv.

Según la prensa deportiva, el Fla debe al jugador 20.6 millones de dólares.

"Siempre tratamos los asuntos relacionados con Ronaldinho en alto nivel e internamente. No esperábamos una actitud como esa. Ahora, el caso está en manos de nuestro departamento jurídico que irá a tomar todas las medidas legales para proteger los intereses del Flamengo", dijo la presidenta del club, Patricia Amorim, en un comunicado.

"El club es mayor que cualquier persona y va a ser así siempre", aseguró.

El vicepresidente jurídico del equipo, Rafael De Piro, indicó que con la salida de Dinho, que firmó en enero del 2011 hasta mediados del 2014, "el club queda mejor", aunque adelantó que apelarán la decisión judicial pues considera que el monto exigido en la corte es "absurdo".

" Nos vamos a empapar del proceso para posicionarnos mejor (...) Sólo se queda quien quiere jugar, quien quiere vestir nuestra camiseta. Perdonamos durante todo ese tiempo en que Ronaldinho estuvo aquí sus actos de indisciplina y nunca tuvimos nada a cambio. Sin dudas, el Flamengo queda mejor de aquí en adelante", zanjó De Piro.

Las irregularidades en los pagos comenzaron hace unos 10 meses, después que la empresa de mercadeo Traffic, que era responsable de 75% del salario del capitán del equipo, interrumpiera los depósitos en medio de ásperas discusiones para renovar su contrato con el combinado rojinegro.

Con todo, y para no perder al jugador que ya había amenazado en varias oportunidades con dejar el club, el Fla asumió la deuda.

Pero la relación siguió tensa y empeoró esta semana cuando el atacante faltó a los entrenamientos cuatro días -con permiso para acompañar a su madre enferma- y no asistió a la concentración del club para un partido amistoso este jueves en Teresina.

El combinado consideró la ausencia como un acto de indisciplina.

La semana pasada, el hermano y agente de Ronaldinho, Roberto de Assis, entró a la tienda oficial del Flamengo y tomó cerca de 80 piezas de mercancía relacionada con la imagen del jugador que quería llevar sin pagar.

Las actuaciones de R10 en el Campeonato Brasileño, que completó dos fechas, han sido discretas, sin contar las críticas que recibió por la eliminación del club en el Campeonato Carioca y la Copa Libertadores.

Una concentración de hinchas del Flamengo para recoger firmas y solicitar su expulsión del club había sido convocada para este viernes.

Campeón mundial en el 2002 y dos veces mejor jugador del mundo FIFA (2004 y 2005), Ronaldo de Assis Moreira, de 32 años, completó 48 partidos vistiendo la camiseta de Flamengo con 24 goles anotados.