Hasta la jornada 8, Pumas anotó cuatro goles, siendo la segunda peor ofensiva del torneo. Hasta antes del partido de dicha fecha, contra Chivas, los felinos habían permanecido cinco partidos sin anotar. Andrés Lillini, director técnico del conjunto, ha externado su preocupación. En respuesta a El Economista, señaló que la repetición es clave para meter más goles. Sin embargo, la falta de definición es un problema que atañe a los mexicanos en general, ya que los jugadores extranjeros suelen acaparar los reflectores en la delantera.

Andrés Lillini indicó que, de acuerdo a su perspectiva, la única posición que se compra en el futbol con base en sus estadísticas son los centros delanteros, pues desde las fuerzas básicas se interroga la capacidad goleadora de tal o cual jugador.

“Creo mucho en la educación de la repetición, de repetir, repetir, método analítico, porque son ellos los que se acostumbran bajo ese proceso a hacer goles, a definir. Después, la capacidad de cada uno, hay una gran cuota de talento en todo esto que va por encima y eso es perfeccionarlo. Sí, la única manera es repetir”, indicó el entrenador de Pumas.

El portal Dale Azul y Oro registró que, en la última década, de 42 canteranos que debutaron los universitarios, solo seis fueron centrodelanteros y de ellos solo Eduardo Herrera destacó. Omar Islas, que actualmente está en Pumas Tabasco, tardó cinco años y 15 partidos en Primera División para marcar su primer tanto (el 2 de agosto de 2020 portando la playera de Querétaro). El extremo derecho compartió a este diario el proceso que utiliza Alejandro Pérez, Director técnico de la filial de Tabasco, a la hora de entrenar delanteros:

“El trabajo de delantero el profesor lo hace específico. Cuando estás de espaldas, sostener la pelota, que no te la quiten, apoyar con el compañero, y las que tengas frente al arco meterlas, porque eso es lo que habla bien de ti. En los entrenamientos trabajamos centros, remate y tiro a gol para que mejores y en los partidos las que tengas las metas para que sumemos más puntos.”

¿Qué se habla en el vestidor de Pumas sobre la falta de gol, sobre todo, cuando Juan Ignacio Dinenno se encuentra fuera de la cancha?

Julio González, portero de Pumas, respondió: “No podemos echarle la culpa a Gabriel (Torres), a (Juan Ignacio) Dinenno o a (Emanuel) Montejano. Los goles el torneo pasado, sí, los hacía Carlos, los hacía Dinenno, pero también los hacían los defensas, los medios. No puede recaer todo el peso del gol sobre los delanteros.

Tenemos que mejorar el funcionamiento todos, así de simple. Tenemos que darles opciones a nuestros delanteros para que tengan más oportunidades de gol. El equipo está trabajando para eso. Si no generamos más futbol y no damos buenos resultados, se nos va a ir el torneo y estamos todavía tiempo de poder enderezar el rumbo.”

No es únicamente Pumas

La falta de goleadores mexicanos no es un problema exclusivo de Pumas, sino del futbol mexicano en general, donde en la Primera División 181 jugadores, es decir, casi el 40%, son extranjeros; muchas veces, estos refuerzos llegan a ocupar la posición de delanteros. Durante el torneo actual, 12 de los 19 extranjeros más valiosos del torneo son delanteros.

Con lo anterior, no sería de sorprender que, durante la última década, según datos previamente recopilados por este diario, solo un futbolista mexicano fue campeón de goleo: Ángel Reyna en el Clausura 2011. Javier Hernández (Bicentenario 2010), antes de irse a Europa, y Alan Pulido (Apertura 2019) fueron colíderes con atacantes extranjeros.

“Es un proceso errado en el futbol mexicano, en el que la mayoría de las plantillas, en cuanto a equipos titulares, son centros delanteros extranjeros. Incluso Pumas, ahora con la baja de Carlos González y la lesión de Dinenno, en lugar de darle continuidad a Montejano, prefieren darle oportunidad a un delantero que nunca ha sido de renombre. Más que ver un problema de Pumas, es un problema nacional de la falta de oportunidades y la falta de confianza”, señaló Eduardo Torres, comentarista y analista de futbol en Multimedios Deportes.

Miguel España, exjugador del conjunto universitario y en su momento también entrenador, indicó que la inmediatez de resultados que exige el futbol mexicano le da mayor cabida al jugador extranjero que ya cuenta con experiencia.

“Por eso los proyectos son muy importantes, que los equipos sepan qué es lo que tienen en las categorías menores. En la época dorada, el ingeniero Aguilar Álvarez estaba muy pendiente de las categorías menores, sabía que su postura era darles oportunidad sí o sí y sabía que en ese espacio de tiempo de repente no iban a tener tan buenas temporadas pero había un margen de tiempo para los jugadores. Hoy los proyectos no son tan valientes, las directivas prefieren optar por cubrirse, y no siempre quiere decir sea la mejor postura”.

En el torneo Guardianes 2021, de entre los 10 máximos goleadores hasta la jornada 8, solo tres son mexicanos. Puntualmente en Pumas, de los delanteros que están teniendo actividad constante, solamente Emanuel Montejano y Carlos Gutiérrez son nacidos en México.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx