La Oficina de la Presidencia para la Promoción y Difusión del Beisbol en México (Probeis) presentó su plan de trabajo que se divide en 10 puntos y que se empezará a emplear en un mes.

Asimismo, se plantea que este programa pueda ser autosustentable con los recursos que se obtengan de los jugadores que firmen con organizaciones de Grandes Ligas (35 por ciento).

Edgar González Sabín, director de Probeis, explicó que el porcentaje que se obtenga por la firma de jugadores se destinará a un fideicomiso, con el fin de que sea dinero que se siga invirtiendo para la operación de las escuelas y evaluar la posibilidad de incrementar el número de éstas.

“Para mí es importante que en el futuro no se necesiten estos 350 millones de pesos o ese dinero se ocupe en otras cosas y no en la operación de las escuelas (...) El desarrollo cuesta. El niño que firma debe aportar de regreso una parte a donde lo formaron”, puntualizó.

También se busca que la exportación de jugadores se convierta en un activo importante, como sucede en naciones como República Dominicana.

El proyecto a desarrollar por Probeis tendrá una serie de ajustes en el presente año, entre las metas están que comiencen a operar seis escuelas y una de las sedes que prácticamente está lista es la academia de Sinaloa, una más de Durango y en Jalisco, en estos dos últimos casos falta edificar parte de la infraestructura. En el caso de las escuelas que se construirán el subsidio será estatal.

En relación con la detección de talento, visitarán una sede semanalmente (32 sitios) y estiman que evaluarán a 6,500 jóvenes; en el caso de los entrenadores se capacitarán durante un mes a un aproximado de 150 con organizaciones de Grandes Ligas (serán cinco personas por organización) y sólo se gastará en los boletos de avión.

Para el 25 de junio se tiene contemplado inicie la Liga de verano, en donde participarán 100 prospectos, 60% será talento que ya detectó la Liga Mexicana de Beisbol, otro 20% de academias particulares y el resto del cupo será abierto para público.

Una de las metas puestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador está en que al final del sexenio sean entre 60 y 80 peloteros mexicanos jugando en Grandes Ligas.

González indicó que llegar a la meta que impuso el presidente es difícil cumplirla, “ya que de los jugadores que firman por cada país sólo llegan a una organización de la MLB entre 3-4 por ciento”.