La estrategia que implementó Comex en el futbol le permitió posicionarse en el centro, sur y noreste de México, pero en la región del Pacífico no sucedió lo mismo. Fue entonces, que, en el 2003, la compañía realizó una evaluación sobre el plan a seguir en esa área.

Ricardo Cuellar, gerente de Mercadotecnia de Comex, explicó que “esta región representa 12% del mercado de recubrimientos a nivel nacional y ahí tenemos una participación de 40% del mercado. Lo cual significó una gran oportunidad de crecimiento en la región”.

Tras el análisis, en el 2004 decidieron involucrarse como patrocinadores de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), una Liga regional que tiene presencia en ciudades que, en su mayoría, cuentan con menos de 2 millones de habitantes, como Navojoa, Los Mochis, Culiacán y Mexicali. Sin embargo, la marca le dio el nombre a la temporada por cinco años consecutivos.

Comex restableció su relación con la Liga tiempo después por los beneficios que le significó a nivel negocio. Ya que es una de las estrategias que ayudó a incrementar su posicionamiento con los consumidores en la zona.

Para la compañía, patrocinar a la LMP significó pasar de 80 a 98% en el posicionamiento de la marca

“El Pacífico es la región de ventas más importante para nosotros. Demuestra que ha sido efectivo nuestro regreso y alianza con el beisbol”, puntualizó Cuellar.

Comex no es la única empresa que se arriesgó con la LMP o con sus equipos. Como es el caso de Banorte, AT&T, Mobil 1 y Gatorade, entre otras compañías con presencia a nivel mundial o nacional.

•••

La mitad de los ingresos que genera la Liga Mexicana del Pacífico son gracias a los acuerdos con sus patrocinadores, para la presente fase regular cuenta con el apoyo de 10 empresas.

Los recursos generados por las alianzas comerciales se reparten en partes iguales entre las ocho franquicias de la Liga.

“Generamos recursos para los ocho equipos y la Liga es autosuficiente en la operación. De los ingresos, la Liga ocupa una quinta parte para su operación y 80% lo entrega a los equipos”, mencionó Omar Canizales, presidente de la LMP.

Los sponsors son el primer rubro que genera ingresos a la Liga, además de la venta de derechos de televisión, concesiones, entre otros. Los ingresos de la Liga registran un incremento de 30 por ciento anualmente.

Las relaciones que ha establecido la Liga con sus patrocinadores, en algunos casos, son de largo plazo, ya que de las 10 compañías, al menos la mitad acumula más de cinco años con presencia en la Liga invernal.

¿Por qué la LMP ha podido establecer estas relaciones con las empresas?

“Nosotros les vendemos una plataforma de comunicación que les permita conectar con sus posibles consumidores o potenciales clientes. La plataforma de la Liga les ha permitido el acercamiento con ese público objetivo y les ha dado muy buenos resultados”, respondió Canizales.

El directivo calculó, hace unos meses en conferencia de prensa,  que la potencial base de aficionados del beisbol en México es de 40 millones.

En algunos casos las marcas se han acercado a la Liga y viceversa. Con las que acumulan más tiempo trabajando están: Infinitum (10 años), Banorte y Megacable (9 años) y Tostitos (cinco años).

Todas de alcance nacional e internacional.

“Hay compañías que no sabían que podíamos ser una plataforma muy buena”, agregó Canizales.

Entre los resultados que han obtenido algunas compañías, está el caso de Calafia Airlines, que incrementó significativamente su posicionamiento en su rubro y mejoró su porcentaje de ocupación. “Ellos se acercaron porque encajaba perfectamente en la región, pero luego se dieron cuenta de que nos proyectábamos a muchos otros destinos y lo han capitalizado”.

Las marcas tienen una exposición en promedio de 10,031 aficionados por partido —cifra hasta la tercera semana de diciembre—. A lo largo de la temporada son más de 3 millones de personas.

Además, los juegos se pueden seguir a través de Megacable —compañía que ahora tiene alianza con Izzi y Totalplay—, ESPN y lmp.tv.

•••

AT&T tiene tres años de presencia en México y en el beisbol, especialmente con los Tomateros de Culiacán y Charros de Jalisco, comenzó esta campaña. La compañía de telecomunicaciones se fijó el objetivo de estar más cerca de sus clientes de una de las cinco zonas en las que dividen el territorio mexicano, que es el Pacífico Bajío.

“El esfuerzo de regionalización nos ha permitido brindar un servicio mucho más personalizado a usuarios y empresas (...) Alianzas como éstas nos permiten estar más cerca de lo que apasiona a nuestra región”, comentó Jesús Cansino, Chief Marketing Officer de AT&T México.

En el Pacífico el beisbol es el deporte rey.

Los patrocinadores individuales de las organizaciones de la LMP, como AT&T con Culiacán, representan uno de los principales rubros por los que obtienen ingresos los equipos. Por ejemplo, para Charros de Jalisco es aproximadamente de 50 por ciento.

Emma Sandoval, directora de Mercadotecnia de Tomateros, explicó que para incrementar su base de patrocinadores ofrecieron experiencias a sus socios. Así los mantuvieron ligados con el equipo.

El mercado potencial de Tomateros se estimó en 15.6 millones de personas, en territorio nacional comprende Baja California, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Chihuahua y Durango; mientras que fuera del país, en el sur de Estados Unidos, Canadá, Cuba, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.

Lo que permitió el posicionamiento de los Charros en Guadalajara fue la población que proviene de los estados al norte de Jalisco, en donde tienen la mayor presencia la Liga Mexicana del Pacífico.

Así, la relación comercial beneficia a ambas partes: mientras las marcas ven en la LMP una oportunidad para tener presencia en la región del pacífico, los equipos obtienen ganancias y provocan que la Liga sea sostenible económicamente gracias al dinero de estas empresas.