En el último año, nueve mexicanos salieron de ligas europeas con destino al futbol mexicano, MLS o distintos países. Actualmente, entre las principales competiciones del viejo continente (Inglaterra, España, Alemania, Portugal y Holanda), sólo quedan nueve futbolistas aztecas, quienes cuentan con una edad promedio de 29 años y, entre ellos, lo más jóvenes encuentran mayores problemas para establecerse en sus equipos.

Los de menor edad son Diego Lainez con 19, Edson Álvarez de 22 y Erick Gutiérrez junto a Hirving Lozano con 24. Entre los cuatro, en lo que va del 2020 cuentan con un total de 663 minutos, de 1,800 posibles. No llegan ni a la mitad de minutos y la mayoría de los que disputaron fueron en copa, con pocas oportunidades en el cuadro titular que sus estrategas utilizan en liga.

Edson Álvarez llegó al Ajax a ocupar la posición que dejó Frenkie de Jong, quien fichó por el Barcelona. Con un buen inicio que involucró dos goles en Champions League, ahora sus oportunidades se han diluido principalmente por la llegada de Ryan Gravenberch al primer equipo, jugador de 17 años que ocupa la misma posición que el mexicano y que ha sido titular desde su ascenso al primer equipo.

“Aquí, a Gravenberch lo tienen catalogado como uno de los mejores prospectos del equipo. Por lo que creo, si Edson va a tener una oportunidad, tendrá que ser como defensa central. Considero que esta temporada fue para adaptarse y la siguiente puede ganarse un lugar, pero si el próximo torneo no juega o rinde poco, podría verse en problemas”, comenta a El Economista, Daniel Reyes, corresponsal en Holanda para Marca Claro.

Otra situación compleja en el mismo país, es la de Erick Gutiérrez, quien entre lesiones y decisiones técnicas, en el 2020 no ha visto minutos y después de dos años con el PSV, no ha logrado establecerse como un jugador regular del equipo.

“Creo que el Guti no es tan fuerte mentalmente, como lo podría ser Edson. Él considera que en cualquier momento puede regresar a México. Estar acá es su sueño y dejó mucho dinero por venir, si se engancha tiene para ser titular, pero de no lograrlo, creo que en seis meses podría regresar”, comenta Daniel Reyes.

En el futbol español, se encuentran la mayor cantidad de mexicanos, con Héctor Herrera, Andrés Guardado y Néstor Araujo como titulares en sus equipos; situación que Diego Lainez no ha encontrado, luego de un año en el Real Betis donde en 12 meses sólo ha jugado 933 minutos, lo proporcional a 10 partidos, ni siquiera uno completo por mes. Además, en posición de ataque han llegado más jugadores que marginan su tiempo de juego a la Copa del Rey, donde su equipo fue eliminado el mes pasado.

“Lainez cuando se le han dado minutos, no ha destacado. No sé si llega a decepción pero se espera infinitamente más de lo que ha dado. Ahora llegó Aleñá del Barcelona, quien le resta posibilidades, tomando en cuenta que hay muchos futbolistas de ataque”, comenta a este diario Federico Quintero, director del medio sevillano El Desmarque.

El segundo futbolista mexicano más caro, luego de Raúl Jiménez, es Hirving Lozano, quien está valuado en 44 millones de dólares, que lo llevaron a ser el fichaje más caro en la historia del Napoli, a donde llegó respaldado por su entonces técnico, Carlo Ancelotti, aunque desde su partida a finales del 2019, la situación cambió.

Con la llegada de Gennaro Gattuso, los minutos del mexicano se han reducido a 13 durante el año actual, además, se rezagó para ser tercera opción del técnico, detrás de José Callejón y el recién llegado en el mercado de invierno Matteo Politano, de modo que se complica para Lozano tener un papel relevante dentro del equipo en lo que resta del calendario. En la Serie A marchan en el lugar 11 con 30 puntos.

[email protected]