Barry Bonds, Roger Clemens y Sammy Sosa, tres luminarias manchadas por el estigma de los esteroides, fueron ignorados para ingresar al Salón de la Fama dentro de una votación que, por segunda vez en cuatro décadas, no produjo a un nuevo integrante en el templo de los inmortales del beisbol.

Bonds recibió 36.2% de los votos, Clemens sacó 37.6% y el dominicano Sosa obtuvo 12.5%, según el resultado divulgado por el Salón y la Asociación de Cronistas de Beisbol de Norteamérica (BBWAA).

Los tres figuraron por primera vez en la papeleta, pero tendrán 14 años adicionales para lograr el ingreso a Cooperstown.

Craig Biggio, ocupante del vigésimo puesto en la lista histórica de hits, con 3,060, fue el más votado de los 37 candidatos al conseguir 68.2% de las 569 papeletas contabilizadas. Se quedó corto por 39 votos para 75% mínimo necesario.

Dentro de los jugadores que debutaron en la papeleta, Mike Piazza obtuvo el mayor número de adhesiones, con 57.8%, seguido por Curt Schilling, con 38.8 por ciento.

Entre los que repetían, Jack Morris fue el mejor, con 67.7 por ciento. Morris aparecerá por última vez en la papeleta el próximo año, en el que Greg Maddux, Tom Glavine, Mike Mussina y Frank Thomas harán su estreno.

Mark McGwire, con 16.9%, y Rafael Palmeiro, con 8.8%, lograron sumar votos suficientes para seguir bajo consideración. Ambos toleteros han sido rechazados debido a su vinculación con los escándalos de dopaje.

El puertorriqueño Edgar Martínez obtuvo 35.9% para mantenerse vigente. Pero los boricuas Bernie Williams (3.3) y Sandy Alomar Jr. (2.8) y el dominicano Julio Franco (1.1) quedaron fuera. Los dominicanos Roberto Hernández y José Mesa no recibieron ningún voto. Williams cumplía su segundo año en la papeleta y los demás lo hicieron por primera vez.

Se trata de la octava ocasión que la BBWAA no elige a nadie. Se emitieron cuatro votos menos que el año pasado y se recibieron cinco papeletas en blanco.

Los estándares para ser elegido al Salón de la Fama han sido muy altos desde que las reglas fueron creadas en 1936 , dijo el presidente del Salón, Jeff Idelson.

Comprendemos los desafíos que los votantes afrontan con esta era .

Bonds, el único pelotero en ganar el premio al Jugador Más Valioso, es dueño del récord de jonrones en una temporada y primero en la lista histórico. Clemens, el único en ganar el Cy Young en siete oportunidades, figura tercero en la lista histórica de ponches y noveno en victorias.

Es inimaginable que el mejor jugador de la historia no sea elegido de manera unánime en el primer año , dijo Jeff Borris, agente de Bonds.