Con la llegada de Miguel Layún, Maximiliano Meza, Adam Barreiro y Ángel Zaldívar —que involucraron una inversión aproximada de 21.6 millones de dólares según el portal Transfermarkt— Monterrey se colocó como el segundo equipo que más gastó durante el último periodo de transferencias en el futbol mexicano, sólo superados por el Cruz Azul con 26.7 millones.

Con esta inversión, el cuadro regiomontano se ubica en primer lugar de las plantillas más caras de la Liga MX con un valor de 85.2 millones de dólares, la cual es mayor a la de equipos como el Sociedad Deportiva Huesca, Real Valladolid y Rayo Vallecano, quienes participan en la Liga española. Además de que tan sólo el mediocampista argentino Maxi Meza, el cual tiene un valor de 15.8 millones de dólares, es casi el mismo que el de toda la plantilla de Lobos BUAP, que está cifrada en 16.9 millones.

El entrenador del equipo, Diego Alonso, expresó su satisfacción con los nuevos refuerzos, además de hablar sobre la presión que genera la inversión de la directiva de cara a la Obtención del campeonato.

“Estoy muy contento con los refuerzos, actualmente en la plantilla, tenemos dos jugadores de altísimo nivel por posición. Como siempre lo ha sido, fue en el torneo pasado y lo será en el futuro; Monterrey es un equipo que está obligado a ser campeón, pero primero tengo que preparar partido a partido. Aún no pensemos en el título, porque todavía está lejos”.

Durante las últimas temporadas, los Rayados han decepcionado a su afición a causa de perder cuatro finales seguidas en el Estadio BBVA Bancomer, la última de Copa MX contra Cruz Azul, en el Clausura 2017 con Tigres. En el Apertura 2017 contra Pachuca y en la categoría femenil también ante Tigres en el Torneo Clausura 2018, situación que comenzó a alejar a la afición regia de su equipo, aunque el nivel  del equipo ha cambiado ese mal aspecto.

Actualmente en el Clausura 2019, Monterrey se encuentra en primer lugar de la tabla de Liga MX con 11 puntos, seguido por Necaxa, Tigres, Atlas y Chivas que tienen 10; por lo que el buen comienzo ha provocado que la afición se vuelva a emocionar con un título, a causa de ello durante cada partido como local ha ido incrementando el número de asistentes.

En la primera jornada del torneo registraron 39,853 espectadores, 77.61% de capacidad; en la segunda 43,583, 84.88% del estadio; mientras que en la cuarta jornada obtuvieron 90.15% con 46,292 aficionados. Lo que ha significado un porcentaje de aumento de 2,146 fanáticos en cada encuentro como locales.

Altas expectativas por Miguel Layún

El seleccionado nacional, durante su presentación como nuevo jugador de Monterrey, aseguró que quiere ser recordado por la afición: “Quiero ser referente, quiero quedar en la historia de Rayados, llego con objetivos a mediano y largo plazo. Además reitero: quiero quedarme mucho tiempo en el club y quedar en la historia, pero eso sólo ganando títulos se logra. Ése es el objetivo y por eso llego aquí”.