Los días del México Championship hacen su debut y transcurren como la realidad que Donald Trump lamentó cuando trabajaba en su campaña presidencial.

El World Golf Championships (WGC) tiene en el club de Golf Chapultepec la atención del torneo que se disputó en Miami, Florida, durante 55 años, y que a partir del 2012, lo adquirió la marca Trump.

Patrocinadores, dinero, intereses de negocios, la postura de la PGA Tour y de golfistas internacionales ante la oposición de Trump hacia México orquestaron el cambio de sede.

El problema de este torneo es que se piensa que México arrebató algo y no, fue una cuestión de patrocinadores. Cadillac decidió ya no ser patrocinador del WGC. Grupo Salinas estuvo buscando esto más allá de un año y medio, es decir antes de que Cadillac decidiera salirse. Grupo Salinas estaba disponible y lo movió a México, no anticipamos que surgiera algún problema , dijo a El Economista, Gerald Goodman, director ejecutivo del PGA Tour.

Grupo Salinas apostó en el tiempo correcto y será el patrocinador titular por siete años de este torneo que ahora se nombra México Championship, el cual le valió 18 millones de dólares al año, de acuerdo con datos del Miami Herald.

En Florida, el fabricante de automóviles lujosos Cadillac inyectaba 14 millones de dólares al torneo con un contrato multianual firmado en el 2010. Hasta que dos años después, Donald Trump adquirió la propiedad del Club de Golf en Doral e invirtió 250 millones de dólares para renovar las instalaciones.

Ed Williamson, propietario de una concesionaria local de Cadillac, reveló el año pasado que la empresa se reunió con Trump y ejecutivos de la empresa.

Cadillac ofreció 6 millones para renovar el contrato. Es un evento extraordinario con mucha exposición, pero el torneo completo no vale 14 millones , expresó Williamson.

La salida de Cadillac, el interés del PGA Tour en nuevos horizontes y la reacción de Trump al señalar que la PGA desconocía la situación de inseguridad que se vive en México, favoreció la oferta de Grupo Salinas.

Es fundamentalmente una cuestión de patrocino. Somos una organización conservadora, valoramos los dólares para nuestros jugadores y tenemos un fuerte sentido de responsabilidad fiduciaria , señaló el comisionado de la PGA, Tim Finchem, a principios del 2016.

Una de nuestras personas nos dijo esta mañana que ya tenemos un seguro de secuestro. Trump es una gran marca, y cuando se pide a una compañía que invierta millones de dólares y compartan esa marca con el anfitrión se vuelve una conversación difícil , agregó en referencia a que después de Cadillac no surgió otra mejor opción de patrocinio en Estados Unidos.

En las instalaciones del club de Golf Chapultepec comienza una nueva era del golf que es un deporte que enseña valores fundamentales de la vida como la honestidad, la integridad, cómo tratar a tu compañero , expresó Goodman.

El noirlandés Rory McIlroy, número tres del mundo y jugador del PGA Tour y de Europa, antes de ser criticado hace menos de un mes por jugar golf con Trump, se pronunció a favor del cambio de sede.

Siempre he pensado que tener tres de los cuatro WGC en los Estados Unidos no es realmente la difundir el golf. Es bastante irónico que vayamos a México después de estar en Doral. Pero no importa, saltaremos el muro para ir a jugar el WGC , señaló McIlroy ante el proyecto de Trump sobre el muro fronterizo.

Por su parte, Goodman aclaró que este torneo abre las puertas a varias naciones con jugadores que vienen de China, Japón, Europa, de todo el mundo , y si bien, México no es exportador masivo de golfistas, confió en que en unos años el panorama cambiará.

Entre los nombres de mexicanos más reconocidos en la élite actual, están Lorena Ochoa, Carlos Ortiz, Abraham Ancer, Rodolfo Cazaubón, Sebastián Vázquez y Roberto Díaz, único nacional en el México Championship.

México puede ser un lugar de nacimiento de golfistas, el siguiente nivel de grandes jugadores. Cambiamos las reglas para que el mexicano mejor colocado en el ranking mundial tenga a un representante en este torneo. Nuestras intenciones y las de Grupo Salinas son que a lo largo de los años se crezca el juego del golf hasta tener más mujeres y hombres jóvenes en el nivel profesional , concluyó el representante de la PGA.

Transcurre la semana no deseada por Trump, impulsada con patrocinio mexicano.