Lionel Messi ha empezado una nueva historia en los libros de registros del futbol. El delantero argentino marcó su primer gol con la playera del PSG en su cuarto partido, anotando el 2-0 con el que su equipo superó al Manchester City de Pep Guardiola y se ubicó como líder del grupo A en la Champions League (cuatro puntos y diferencia de +2, solo un gol más que Brujas de Bélgica).

“Tenía ganas ya de hacer un gol. De a poquito me voy acostumbrando al equipo y a mis nuevos compañeros. Lo importante es que se ganó”, mencionó el ex capitán del Barcelona, que con esta anotación suma ya 121 y se mantiene a 14 de Cristiano Ronaldo como los máximos goleadores en la historia del torneo.

En contraste, el Real Madrid vivió una de sus vergüenzas más grandes al ser superado 1-2 por el modesto Sheriff Tiraspol, equipo que representa a la liga de Moldavia y que está haciendo su debut en la Champions. Cabe destacar que el conjunto merengue tiene un valor de plantilla 63 veces mayor que el moldavo, pues la diferencia va de 793.5 millones de euros a 12.38, de acuerdo con Transfermarkt.

El Real Madrid solo ha ganado uno de sus últimos siete partidos como local en el torneo continental, mientras que el Sheriff Tiraspol, de manera sorpresiva y siendo el plantel más barato de la Champions 2021-22, es uno de los cuatro equipos que lleva paso perfecto (seis puntos de seis posibles) hasta la jornada del martes junto al Liverpool, Borussia Dortmund y Ajax.

Este último equipo logró su segundo triunfo ante el Besiktas (2-0), con el mexicano Edson Álvarez jugando los 90 minutos. El seleccionado tricolor fue parte de la media cancha neerlandesa que logró un 91% de efectividad de pases y 67% de posesión; con esto, Álvarez ha sido titular en nueve de 10 partidos de su club en esta temporada en tres diferentes competencias.

El otro mexicano con actividad el martes fue Jesús Manuel Corona, titular los 90 minutos en la caída del Porto 1-5 ante la visita del Liverpool. El ‘Tecatito’ jugó como lateral derecho y una de sus principales tareas fue marcar al senegalés, Sadio Mané, autor de uno de los goles junto a Roberto Firmino y un doblete de Mohamed Salah.

Corona no pudo hacer mucho ante el tridente ofensivo de la escuadra inglesa, que tiene a un inspirado Mohamed Salah. Con su doblete, el egipcio llegó a 31 tantos en la Champions League y superó al camerunés Samuel Eto’o como el segundo máximo anotador africano en la historia del torneo, aún por detrás de los 44 que marcó el marfileño Didier Drogba.

El tercer mexicano en la jornada fue Héctor Herrera, aunque se quedó en el banco de suplentes en la visita de su equipo, Atlético de Madrid, al AC Milan, que jugó su primer partido de Champions en San Siro desde 2014. Aunque el canterano de Pachuca no vio acción, su escuadra consiguió el triunfo de 1-2 con un penal al minuto 97 de Luis Suárez, el más tardío para dar un triunfo en la historia de la competencia.

deportes@eleconomista.mx