Rory McIlroy sobrevivió a un susto tardío y finalizó su frustrante temporada en todo lo alto, al ganar el DP World Tour Championship y la corona del Tour Europeo, conocido como Carrera a Dubai.

Durante los últimos nueve hoyos, McIlroy pudo más que Andy Sullivan, quien entró como líder a la jornada final, para imponerse en el último torneo de la temporada europea.

El norirlandés, tercer clasificado, tiró 6 bajo par para finalizar con 267 golpes, 21 bajo par, uno por delante de Sullivan (268).

El inglés Danny Willett, quien inició el torneo 1,613 puntos detrás de McIlroy en la Carrera a Dubai y necesitaba vencerlo para convertirse en el número uno del Viejo Continente por primera vez en su carrera, terminó empatado en el cuarto sitio con 13 bajo par y 275 golpes totales, luego de tirar 70.

El sudafricano Branden Grace tiró 5 bajo par (67) en la ronda final para ubicarse en la tercera posición.

McIlroy tuvo un momento de angustia hacia el final del día cuando su golpe de salida en el hoyo 17, un par 3, se fue al agua y amenazó con anular su ventaja en esa etapa. Pero el jugador de 26 años respondió de manera brillante con un putt de 12 metros que limitó el daño a un bogey, el cual le dio una ventaja de un golpe para ir al hoyo 18, donde él y Sullivan hicieron el par.

En retrospectiva, probablemente debería haber ido con un tiro diferente , dijo McIlroy sobre sus problemas en el hoyo 17. Probablemente sea, en definitiva, el putt más largo que haya hecho para un bogey. No creo que haya uno que viniera en mejor momento. Así que, sí, definitivamente es el mejor bogey de mi carrera .

McIlroy también conquistó la Carrera a Dubai como el jugador del año y número uno del Tour Europeo, tercera vez que consigue dicho honor luego de obtenerlo en el 2012 y el 2014.

Ser el número uno de Europa por tercera vez en cuatro años era una meta para mí al inicio de año. Fue un objetivo a mediados de año y definitivamente seguía siéndolo al llegar estas últimas semanas , declaró.