La Selección Mexicana de Futbol se posiciona como el patrocinio más importante en México. Su nicho de mercado abarca 126 millones de mexicanos en territorio nacional y 36 millones más en Estados Unidos.

Luis Rico, director de marcas Latinoamérica en la empresa de marketing deportivo Wasserman, dijo a El Economista que 70% de la población en México a la que le gusta el deporte es aficionado al futbol y al tratarse de un lovemark cuenta con un engagement muy importante.

“Cuando juega la selección se juntan todas las aficiones, inclusive de otros deportes, sobre todo en periodos mundialistas”.

El especialista indicó que la selección femenil, como extensión de la varonil, es una marca ya posicionada, capaz de generar ingresos.

“Hay marcas que ya se interesan en también tener los derechos de la femenil, con beneficios más puntuales como tenerlas en eventos de meet and greet y firmas de autógrafos. Poco a poco se va construyendo”.

En el ámbito de los deportes, tanto clubes como ligas y selecciones nacionales trabajan en adaptarse a las nuevas tendencias y en México como en el mundo aún hay aspectos que mejorar para conocer al consumidor a la hora de abordar el deporte femenil. El director indicó que, si bien los estudios de mercado como el de redes sociales brindan parámetros de hábitos del aficionado, aún hacen falta estudios enfocados a la intención de compra, y que éstos sean homologados a nivel nacional para conocer las características del producto de la selección femenil y explorar nuevas posibilidades.

El experto en marketing mencionó algunas recomendaciones para trabajar la imagen de la Selección Mexicana Femenil:

• Aprender a contar historias:

“Tener referentes, generar héroes, embajadores del país o ídolos, y en ese sentido ir dándole difusión a las jugadoras, contando una historia de dónde vienen y en línea con la varonil crear esa parte de ser una marca, pero no como una marca adicional, sino que como parte importante de un seleccionado nacional como las mujeres se han ganado ese lugar”.

• Comunicación integral:

“Lo que ha hecho bien Adidas es tomar en cuenta a las futbolistas. En un futuro la comunicación no será nada más integrar a tres futbolistas de la varonil en un comercial, sino también a seleccionadas de la femenil para dar una comunicación integral. La parte de integrar al sector femenil dentro de la comunicación de una marca es importante. Hay algunas que ya lo han hecho. Marcas importantes que nosotros llevamos como AT&T ya tienen un plan para destacar el patrocinio de la femenil y varonil como una parte importante del mismo y todas las marcas van para allá”.

Adidas, patrocinador oficial de la Selección Mexicana tiene como embajadoras de marca a la ciclista Antonieta Gaxiola, a la futbolista Deneva Cagigas y a la nadadora artística Nuria Diosdado, entre otras atletas internacionales, con quienes a través de spots constantemente muestran discursos del empoderamiento de la mujer”.

• Difusión:

“La Liga MX va creciendo en audiencia y difusión, pero falta que por lo menos algunos partidos se puedan jugar antes de los partidos oficiales, que el aficionado al futbol tenga y vea los resultados”.

Actualmente, los partidos de la Liga femenil se programan en su mayoría en lunes, horario complicado para la audiencia, y no todos los juegos cuentan con televisoras para sus transmisiones. Algunos de los encuentros se ven únicamente a través de plataformas en Internet.

• Arraigar el futbol femenil en la base de aficionados ya existente:

“Hay un nicho importante a construir con las mujeres, pero ahorita el target específico es el aficionado al que le gusta el futbol. A él es a quien hay que atacar y permear para que vea y disfrute también el futbol femenil. Hay un espectáculo que va acorde al nivel que ahorita tenemos en el país en este sector”.

• Resultados:

“Conforme tenga resultados positivos obviamente la selección va a tener mayor difusión y apoyo. Cuando son negativos mucha gente critica pero nadie le desea mal o deja de creer en México. No creo que se necesite posicionar más en un plano los aficionados, más bien hay que buscar resultados deportivos que complementen los ingresos económicos y esos resultados deportivos van a lograr que los aficionados, y no sólo en México, sino también a nivel internacional, reconozcan a la selección como top o dentro de las 10 primeras”.

El último resultado positivo para la selección mayor femenil en competencias internacionales fue el oro logrado en los Juegos Centroamericanos y del Caribe realizados en Colombia en el 2018. Posterior a ello acarrea el fracaso de la no clasificación al Mundial de Francia y el quinto lugar en Juegos Panamericanos.

Historial de la selección femenil mayor (última década)

2019.

5° lugar en Juegos Panamericanos, Perú.

2018.

1° lugar en Juegos Centroamericanos y del Caribe, Colombia.

2015.

3° lugar en Juegos Panamericanos, Canadá.

2014.

3° Premundial de la Concacaf.

2014.

1° lugar en Juegos Centroamericanos y del Caribe, México.

2012.

3° lugar en Torneo Preolímpico femenino, pero no clasificó.

2011.

3° lugar en Juegos Panamericanos, México.

2010.

2° lugar en Premundial femenino de la Concacaf.

[email protected]