Por unanimidad, los integrantes de la Junta de Gobernadores del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) manifestaron este martes su oposición para que peleadores profesionales participen en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y acordaron enviar en breve una carta al Comité Olímpico Internacional (COI) ofreciendo argumentos técnicos que preserven la seguridad de los participantes.

“También vamos a procurar una reunión con sus directivos y del grupo de trabajo que atiende el tema para poder explicar nuestra inquietud. Entendemos que es difícil, pero vamos a dejar en claro que el boxeo no es un juego como el futbol, el basquetbol, el beisbol o el tenis, es un deporte donde puede haber riesgos importantes si no se aclara cómo es el proceso de elección y la equivalencia”, comentó el presidente del CMB, Mauricio Sulaimán.

Dicho asunto ocupó el lunes uno de los espacios más relevantes de la 57 Convención anual, luego de que hace unas semanas se informó la posibilidad de que boxeadores profesionales integren las delegaciones que participen en las Olimpiadas.

En la reunión, donde participaron representantes de Rusia, Sudáfrica, Estados Unidos, Italia, España y Ucrania, entre otros países, incluso se planteó la posibilidad de que participen en el certamen peleadores profesionales de cuatro o seis round, para evitar el “desequilibrio” con la experiencia amateur.

Sin embargo, la negativa fue clara: No hay que mezclar los ámbitos profesional y amateur ni poner en riesgo la integridad y futuro de un boxeador de cualquier nacionalidad, palabras que se reforzaron con un aplauso de los asistentes. Además, legalmente existen diferencias que impiden la combinación.

Previamente, en distintos foros, el titular del CMB había manifestado su negativa, e incluso mencionó eventuales sanciones para los profesionales que asistieran a la justa deportiva por cuestiones de seguridad y desigualdad de condiciones. Finalmente, se ha conocido ya la postura de los integrantes de su Junta de Gobierno.

“Entre los muchos atletas que han manifestado su oposición está Óscar de la Hoya, que tuvo un paso destaco en los terrenos olímpico y profesional, porque considera que se trata dos ámbitos diferentes y así deben seguir por la seguridad de los participantes”, agregó.

Se contará lo que pasa en gimnasios

En la búsqueda de nuevas estrategias para mitigar accidentes relacionadas con el boxeo, también se acordó generar una bitácora de las actividades que se realizan dentro de un gimnasio, la cual deba entregarse a las respectivas comisiones de boxeo y con ello tener un mayor conocimiento del trabajo previo de los peleadores.

Invitado por el titular del CMB, el manager Abel Sánchez (con una posición relevante en la carrera de Gennady Golovkin) manifestó que durante los entrenamientos se genera mucha información relevante que ayudará a prevenir accidentes.

También invitó a réferis y comisionados, de todo el mundo, para que no tengan miedo de para una pelea si eso fuera necesario desde su perspectiva, porque se trata de una responsabilidad compartida.

“Las bitácoras que se deben establecer tiene que tener la cantidad de rounds de los entrenamientos y los detalles de los sparrings, si se presentó algún incidente durante la preparación de una pelea, porque todo eso sirve para tener un mejor y más seguro boxeo”, afirmó el entrenador.

En las siguientes semanas, la alternativa podría comenzar a implementarse por los integrantes de un grupo de trabajo creado en el CMB para tener un boxeo cada vez más seguro.