La crisis económica que vive en la actualidad España es uno de los fantasmas que persigue a la candidatura de Madrid 2020. No es para menos. Los españoles han requerido de un plan de rescate para el sector bancario cifrado en 100,000 millones de euros de la Unión Europea.

Españoles que han perdido sus trabajos o que están sufriendo los estragos de los recortes económicos sólo pueden mirar cómo el Fondo Monetario Internacional coloca al país en el penúltimo lugar del mundo en su previsión de crecimiento económico para el 2013.

Quizá por ello hoy observan renuentes la pugna en la que Madrid 2020 y sus organizadores se han enfrascado para conseguir la sede de esa edición de los Juegos Olímpicos. De acuerdo con los organizadores de Madrid 2020, quienes realizaron una encuesta con la que se pretendía medir el apoyo ciudadano, ésta reflejó que en algunas zonas, como Cataluña, el apoyo a la candidatura ha bajado de 81 a 63 por ciento.

No es raro si se consideran algunas ciudades como Montreal, que se endeudó con 22,000 millones de dólares, o Atenas, que sigue resintiendo los estragos de la inversión hecha para sus respectivas justas olímpicas.

Y es que los españoles saben que hoy Madrid es una de las localidades más endeudadas de España, con un registro de 7,000 millones de euros y un desempleo superior a 15.5 por ciento. Es por eso que el proyecto olímpico, que contempla un gasto de 11.5 millones de euros -la mitad de lo establecido cuando se presentaron para el 2016-, genera incertidumbre entre la población.

RENUNCIAR A MADRID SERÍA RESIGNARSE A LA CRISIS

Pese al difícil panorama al que se enfrentan los españoles, hay quienes opinan que la crisis no es motivo para renunciar a la organización de los Juegos Olímpicos. Así lo considera José María Mella Márquez, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, quien aseguró en entrevista con El Economista que renunciar a Madrid 2020 sería resignarse a la crisis .

De acuerdo con el catedrático, la organización de una justa olímpica en general es algo positivo . Según Mella Márquez, aunque la crisis económica está afectando a la capacidad de financiación de los proyectos que se deberían poner en marcha para la organización de los Juegos, ésta no debería implicar una renuncia de la ciudad a los mismos .

En opinión del catedrático, existen tres razones fundamentales para que la capital española continúe en la carrera por los JO, primera, ante la falta de recursos, la única manera de generarlos es mediante el crecimiento de la economía, estimulando la inversión.

La segunda es que los Juegos Olímpicos producen efectos considerables en importantes sectores productivos, como la construcción, la hostelería, el turismo y la atracción de empresas extranjeras, y tercera, los Juegos Olímpicos son en sí mismos una extraordinaria estrategia de marketing urbano, que proyectaría internacionalmente a la ciudad de Madrid, promovería su imagen y atraería visitantes e inversores , expone.

Para el catedrático, el proyecto de los JO es uno y de los más importantes, para crear empleo y para situar a la ciudad de Madrid en el mapa del mundo .

CIUDADES QUE SÍ RENUNCIARON

Tal como sucede ahora con Madrid 2020, a lo largo de la historia, algunas ciudades sí se han visto obligadas a renunciar a la organización de unos Juegos Olímpicos. Tal es el caso de Roma, Italia, que estaba también en la pugna por la justa del 2020, pero en febrero de este año decidió autodescartarse debido a la crisis económica.

Por otra parte, también la ciudad española de Zaragoza, la cual era candidata para organizar los Juegos invernales del 2022, decidió retirarse debido a los problemas económicos del país ibérico. Muchos años atrás, en 1908, Roma también era la sede designada para organizar la justa de aquel año, pero debido a los problemas que acarreó la erupción del volcán Vesubio en 1906, se vieron obligados a retirarse de la organización y dejar todo en manos de Londres.

[email protected]