Johannesburgo.-Treas el pase de Alemania a la siguiente ronda del Mundial Sudáfrica 2010, el técnico Joachim Low se mostró satisfecho, pero a la vez preocupado por el estado de salud de su volante Bastian Schweinsteiger.

Low indicó que el mediocampista germano sufrió de molestias musculares, por lo que tuvo que sustituirlo al minuto 81 para no agravar más la situación y poder contar con él para el duelo de octavos de final ante Inglaterra.

" No sé que le pasó, hasta mañana tendremos un reporte, pero si no pudiera jugar, realmente sería una desventaja para nosotros en el partido ante Inglaterra, espero que no sea nada grave", señaló Low al término del duelo que ganaron 1-0 a Ghana.

Schweinsteiger pidió su cambio al técnico Low, luego que se quejó de un fuerte dolor a la altura de los glúteos, el cual le impedía correr con normalidad.

Sobre el partido que les dio la calificación, Low señaló que fue difícil y muy complicado, toda vez que Ghana resultó un cuadro bastante complejo y demasiado rápido en su accionar, de ahí la satisfacción por el triunfo y el pase.

Además del volante Schweinsteiger, Mesut Oezil, quien marcó el gol del triunfo sobre Ghana, y Jerome Boateng también presentaron molestias musculares al final del partido ante los africanos, aunque éstas al parecer de menor gravedad.

Alemania se medirá el próximo domingo con Inglaterra en la ciudad de Bloemfontein, en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica 2010.

BVC