Lorena Ochoa lució relajada, contenta, amigable. Con una sonrisa, la número uno del mundo se dedicó a disfrutar la primera ronda del torneo Tres Marías Championship, la cual lideró la japonesa Ai Miyazato, quien además implantó un récord en el score de este torneo, al firmar una tarjeta de 63 golpes, 10 por debajo de par.

Contagiadas por la alegría de la estadounidense Natalie Gulbis, quien las acompañó durante los 18 hoyos, las tres golfistas disfrutaron la ronda repartiéndose halagos a cada golpe y así también se olvidaron de la nostalgia que comienza a percibirse en el ambiente, tras el inminente retiro de los greens de la mexicana.

Jugar con Natalie y Lorena fue muy especial, me sentí mucho más alegre y contenta, he jugado muchos días con Lorena desde que empecé mi participación en la gira, pero hoy fue realmente especial y divertido porque las dos son muy alegres y relajadas, y me contagiaron con ello , afirmó la japonesa, quien busca su tercera victoria del año en la LPGA.

En tanto Lorena, quien logró ubicarse en el tercer puesto junto a la estadounidense Michelle Wie, ambas con 66 golpes, siete por debajo de par, agradeció las muestras de cariño que recibió de la gente en esta primera jornada.

Quiero agradecerles el apoyo a todos y esperemos que vengan más personas el fin de semana , expresó la tapatía, quien disfrutó al ver una manta en una de las casas del fraccionamiento Tres Marías con la leyenda Súper Lorena .

Mientras que Miyazato no podía dejar de sonreír. Acaso por su récord, el cual cristalizó en el hoyo 9 en el que terminó esta ronda o quizá porque el público mexicano que abarrotó las gradas se le entregó, lo que conmovió a la japonesa enormemente.

Estoy realmente feliz por ese récord, voy a usarlo como una motivación más para jugar mejor mañana (hoy). Creo que la gente en México es muy linda, cálida y eso me ayudó, además del clima que es caliente y húmedo a la vez, eso es mejor para jugar al golf , indicó.

Quien dio la sorpresa en el torneo fue la española Azahara Muñoz, que terminó la ronda ubicada en el segundo puesto, con una tarjeta de 65 golpes, ocho por debajo de par.

La golfista de 22 años logró un eagle en el hoyo, mientras que hizo birdies en los hoyos 10, 13, 16, 18, 2, 5, 7, contra un solo bogey en el hoyo 4.

Visiblemente contenta, Muñoz, que se unió este año a la gira LPGA, expresó su admiración por Lorena Ochoa y admitió su deseo de jugar con la mexicana, espero pasar el corte , comentó.