No sólo las ciudades se han preparado para albergar a los Juegos Olímpicos, también las plataformas de redes sociales, a través de herramientas y espacios personalizados para los aficionados. Aunque no se planeó que pasara así, estas aplicaciones han creado una oportunidad para compensar el distanciamiento con los atletas e incluso conocerlos un poco más de cerca.

“Nosotros vamos a hacer una plataforma de búsqueda con contenido exclusivo de Tokio para realmente mostrar todo lo que está sucediendo alrededor y que tú puedas encontrar fácilmente el contenido de las televisoras oficiales, donde pasan todo sobre los Juegos y de todos los atletas, todo lo que está sucediendo alrededor de los Olímpicos”, dijo a El Economista Eridany Vázquez, responsable de Sports & Entertainment Content Partnerships en TikTok MX.

La plataforma estableció un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI), el cual consiste en la implementación de un buscador exclusivo que dirige al usuario al contenido de los Juegos Olímpicos, el cual se puso en función a partir del 23 de julio, día de la inauguración.

“Es una alianza de contenido hacia dar cierta visibilidad y exposición de todo lo que va a suceder en los Olímpicos y esto definitivamente sin tomar en cuenta que la situación nos esperaba de cero espectadores”, explicó Vázquez.

Francisco San José, catedrático de Mercadotecnia Deportiva de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac, reflexionó que, dentro de la tempestad, una de las oportunidades que abría la ausencia del público a esta edición de los Juegos era ser un parteaguas en la innovación en la manera de acercar el evento deportivo a los aficionados.

“Japón es un país muy tecnológico y en ese sentido esto impulsa para que, de ahora en adelante, la idea que tengamos de los Juegos Olímpicos sea muy distinta de la que había sido en las ediciones anteriores. Que la parte de las redes sociales cada vez tome más preponderancia, la parte incluso de estos videos cortos tipo TikTok, o transmisiones a través de Twitch, que eran plataformas impensables hace unos años y que hoy tienen un auge impresionante”, analizó el especialista.

No sólo fue TikTok. Facebook puso a disposición de los usuarios un centro donde reúne el contenido de los Juegos, al cual se puede acceder colocando el hashtag #Tokyo2020 en el buscador; en Instagram, introdujo efectos de realidad aumentada en relación a Tokio 2020. En WhatsApp, desarrolló un chatbot al que los usuarios pueden conectarse para recibir las últimas noticias sobre la justa veraniega, que incluye información como el calendario, la clasificación de medallas, los momentos destacados, entre otros. También se pueden coleccionar stickers oficiales participando en un cuestionario a través del chatbot.

Eridany Vázquez busca eliminar el tabú de que la asociación con TikTok es únicamente para atraer a audiencias jóvenes, argumenta que es una plataforma que se ha vuelto multigeneracional.

“No está orientada a una audiencia en particular, somos una plataforma multigeneracional. Si bien audiencias jóvenes están muy atraídas a la plataforma desde un inicio, las diferentes audiencias de otras generaciones ya somos una plataforma multigeneracional donde todo mundo tiene algo en particular que encontrar en TikTok (...) Las audiencias que tenemos son muy extensas, muy diversas, pero sobre todo son multigeneracionales”.

¿Qué lugar ocupa la búsqueda del deporte dentro de la plataforma?

“No es que tengamos un ranking de los temas que están generando interés, pero el deporte sí es muy importante dentro de México y Latinoamérica, también en Europa, si no, el ejemplo de la Euro (evento del que fueron patrocinadores) no sería tan relevante, o los Juegos Olímpicos. El deporte es algo muy universal y le estamos dando un peso así de importante porque sabemos que es un tema de interés para todo tipo de audiencias (...) Hay mucha búsqueda dentro de la plataforma, pero también hay mucha generación de contenido, no sólo de clubes y atletas, sino de personas normales que les gusta hacer contenido de algo deportivo”, mencionó Vázquez.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx