En Argentina, dicen que Lanús -quien se coronó en el Torneo de Transición- practicó el fútbol (sí, con acento) que le gusta a la gente . La prensa local -que si algo tiene es que es exigente en las formas de juego que muestran los clubes- se deshizo en halagos para el conjunto que se llevó de calle un campeonato inolvidable .

Ser campeón no es poca cosa y mucho menos lo es en Argentina, que, de acuerdo con la Federación Internacional de Historia y Estadística, es la mejor Liga de todo el continente americano. Y tampoco debe ser poca cosa que es el mejor campeón de toda la región.

El Economista realizó -en conjunto con Cámara Húngara- por sexto año el Informe de Campeones de América, en el cual el llamado Granate fue el mejor monarca que hubo en el 2016, superando al Barcelona de Guayaquil, Real Estelí de Nicaragua (fue bicampeón) y Palmeiras.

El listado que elaboraron en esta ocasión ambos medios tomó en cuenta los siguientes factores para determinar quién fue el monarca más dominante en su torneo local: nivel de la Liga, diferencia de goles con la que obtuvo el título, goles por partido y productividad (en el gráfico se explica la metodología).

Lanús puede presumir algo maravilloso para el ego de cualquier club argentino: hace nueve años se coronó en la cancha de Boca Juniors y, a mediados de del 2016, en el Monumental de River. El equipo lo dirige un viejo conocido de México, el Negro Almirón, quien comenzó a hacer un futbol que gusta a la gente .

Santa Tecla, el más goleador

La noticia llegó un domingo por la tarde a los despachos de prensa de los diarios de todo el mundo. Un Loco muy conocido lo había vuelto hacer. Se apellida Abreu, ha estado en 10 países y 22 clubes, 379 goles, medio gol por partido marca. Y el cable refería que un modesto club de El Salvador, el Santa Tecla, se había coronado campeón de Liga... con un doblete del delantero uruguayo.

Al minuto 91 del partido, cuando empataba 2-2 con Alianza, apareció Abreu para convertir el tanto del título. La media de goles por encuentro del club fue de 2.6. Nadie tiene ese promedio en el continente. Completan el top cinco de los más goleadores la Universidad Católica (que fue bicampeón), Real Estelí de Nicaragua y Saprissa de Costa Rica.

Real Estelí, la dictadura...

De los últimos 21 títulos de Liga que se han disputado en Nicaragua, 17 han sido para Real Estelí. Nadie tan dominante como ellos en toda América. Este año -casi como una rutina-, ganaron el Clausura y Apertura 2016 sin problemas.

La temporada pasada, terminaron invictos, además, una racha que ya se prolonga por 44 partidos sin conocer la derrota. Por ello fueron el monarca de toda la región con mejor productividad: 80.5%, apenas dos décimas por arriba de Lanús. Además, el mismo Estelí ocupa el tercer sitio por su primer campeonato del año, con 78.8%; le siguen el legendario Nacional de Uruguay y The Strongest de Bolivia, el cual se coronó en vísperas de Nochebuena.

Los mexicanos, en la medianía

El ranking de los mejores campeones de América premia a quien fue el más dominante en su torneo local de acuerdo con cuatro criterios. Y, si esa es la lógica, entonces podemos decir que los monarcas mexicanos están en un torneo ¿competitivo?

Tigres, por ejemplo, que se coronó hace unos días en penales ante el América, es una de las 10 franquicias en todo el continente con la plantilla más valiosa y también puede decir que fue uno de los 10 peores campeones de la región.

Pachuca -que se coronó a mediados de año- se ubicó en el sitio 15 de los 31 campeones que se analizaron; los felinos del norte, en el 22.

[email protected]