¿Cuántos mantienen la fe en Tony Romo cuando algunos de sus errores han puesto a Dallas Cowboys como penúltimo de su división? Muchos, probablemente. Uno de ellos es el presidente operativo del equipo, Stephen Jones, que asegura que el nivel de confianza del quarterback es alto a pesar de ser el que más intercepciones lleva en la NFL.

Va a mejorar. Hay muchos quarterbacks que no ganan campeonatos de manera inmediata. No se necesita buscar mucho, miembros del Salón de la Fama, como (John) Elway y (Brett) Favre les llegó tarde el campeonato en sus carreras. Ellos tuvieron algunos de los problemas que Tony ha tenido , afirmó Jones.

Antonio Ramiro ha sido objeto de 13 balones entregados en siete partidos. La gente está consciente que cada 21 pases intentados, el del jersey con el número nueve será interceptado. Y si su desempeño y otros factores, que están en la capacidad de atrapar el balón por parte de sus receptores, Romo está por superar su marca de más obsequios, que son 19 en el 2007.

Pero Stephen Jones dosifica presión sobre el egresado de Eastern Illinois al decir que el pasador no es el problema principal en la campaña en que lleva nueve touchdowns, pues el ataque terrestre se ubica en el puesto 28.

El cuadro de la estrella solitaria visita el domingo por la noche a Atlanta Falcons, con el incentivo de quitarle el invicto al único equipo que todavía ostenta la atribución. Siendo la séptima ofensiva más eficaz, Romo, Jason Witten (líder del conjunto con 51 atrapadas), Miles Austin y Dez Bryant pueden hacer daño a la defensiva colocada en la posición 20 y que llevan 10 balones interceptados hasta el momento.

De hecho, Dallas tiene la serie a su favor frente a los de Georgia desde 1966 con récord de 14 triunfos y ocho descalabros. La última ocasión que se midieron fue el 25 de octubre del 2009, con victoria para Cowboys por 37-21 y en esa cita, Romo pasó para 311 yds, tres TD y cero intercepciones.

NFL Y NFLPA DONAN ?UN MILLÓN DE DÓLARES

La NFL y la Asociación de Jugadores (NFLPA) hicieron una donación conjunta de 1 millón de dólares a la Cruz Roja de Estados Unidos, para la ayuda en el auxilio a los afectados por el huracán Sandy.