El mercado de fichajes ha estado activo a pesar de las pérdidas que sufrieron la mayoría de los equipos y ligas de futbol a raíz del coronavirus.

Arturo Vidal acaba de firmar con el Inter de Milán, la Juventus contará de nuevo con Álvaro Morata y todo apunta a que Luis Suárez ya es del Atlético de Madrid. Sin embargo, por estos tres jugadores no se pagará más de 14 millones de euros este año. Vidal llega por 1 millón, la Juve pagará 9 millones por el préstamo de Morata y Suárez va gratis al Atlético, pero el club pagaría 2 millones al Barcelona si juegan los cuartos de final de la Champions League.

El caso contrario ocurre en la Premier League, sobre todo con el Chelsea que ha pagado 187 millones de euros en tres jugadores en los últimos meses. Kai Havertz llegó del Bayer Leverkusen por 80 millones, Timo Werner por 53 desde el RB Leipzig y Ben Chilwell desde Leicester City por 54 millones. En febrero ya había anunciado la contratación de Hakim Ziyech, del Ajax, por 40 millones.

El campeón Liverpool también ha desembolsado por Thiago Alcántara (30 millones de euros) del Bayern Múnich y Diogo Jota (45) del Wolverhampton hasta 75 millones. Por su parte, los Wolves compraron al portugués Fabio Silva al Porto por 40 millones y una cifra similar pagarían por Nelson Semedo al Barcelona.

Tottenham pagó 30 millones por Sergio Reguilón, del Real Madrid, y por Gareth Bale pagará 22 millones entre la tarifa de la cesión y la mitad del salario y en total han invertido 95 millones.

Manchester City gastó casi 70 millones en Nathan Ake y Ferran Torres, el United 39 millones de euros en Donny van de Beek, Leeds United 30 millones en Rodrigo Moreno y 88 en refuerzos en su regreso a la Primera División y el Aston Villa pagó 30 por Ollie Watkins.

La Bundesliga ha gastado dinero en Leroy Sané (Bayern, 45 millones), Patrick Schick (Leverkusen, 26 millones), Jude Bellingham (Dortmund, 25) y Alexander Sorloth (RB Leipzing, 22), entre los más caros. En Italia, Juventus ya había pagado 72 millones por Arthur y el Napoli 70 por Victor Osimhen.

En las últimas semanas no ha habido grandes contrataciones en LaLiga de España, sin embargo, aun queda tiempo para fichar jugadores, ya que, junto a la Bundesliga, Ligue 1 y Serie A, tiene margen hasta el 5 de octubre. La Premier tiene hasta el 16 de ese mismo mes.

En España, Barcelona ha gastado 103 millones de euros en Miralem Pjanic, Trincao, Matheus Fernandes y Pedri y vendido jugadores por 95 millones, mientras que Real Madrid no ha gastado y ha vendido por 94 millones, pero en próximas semanas su presidente Florentino Pérez podría romper su intención de austeridad para el nuevo curso.

deportes@eleconomista.mx