La Juventus se desplomaba este miércoles en la Bolsa de Milán, con una bajada de más del 10% en la apertura, después de la retirada de los seis clubes ingleses que estaban implicados en el proyecto de la Superliga europea, de la que el club italiano es uno de los 12 impulsores.

La acción de la Juventus, que el lunes había alcanzado su punto más alto (0.911 euros) tras el anuncio del nacimiento de la Superliga europea, se orientó a la baja (-4.23%) el martes y seguía bajando el miércoles, un 10.37%, hasta los 0.782 euros, media hora después de la apertura de la sesión.

Preguntada por la AFP en el inicio del miércoles, la Juventus prefirió no hacer declaraciones por el momento tras el anuncio de la retirada de Arsenal, Manchester City, Manchester United, Chelsea, Liverpool y Tottenham del proyecto de la Superliga.

En una entrevista publicada el miércoles por el diario La Repubblica pero realizada el martes antes del anuncio de retirada de los clubes ingleses, el presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, afirmaba que el proyecto tiene "un 100% de opciones de éxito".

El proyecto de la Superliga europea ya no existe sin los clubes ingleses 

El presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, estima que el proyecto de Superliga europea anunciado el lunes por 12 clubes europeos no puede existir sin los seis clubes ingleses, que renunciaron el martes, confirmó este miércoles el entorno del dirigente del equipo turinés.

A una pregunta de la AFP sobre si "la Superliga se detiene sin los clubes ingleses", esta fuente respondió de manera afirmativa.

En una entrevista publicada el miércoles por La Repubblica pero concedida antes de la retirada de los clubes ingleses, el presidente de la Juventus continuaba apoyando el proyecto: "Entre nuestros clubes hay un paco de sangre, vamos a ir adelante. (El proyecto de la Superliga europea) tiene un 100% de opciones de éxito", afirmó el hombre que se presenta como uno de los principales impulsores del proyecto, junto al español Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

"El fútbol ya no es un juego sino un sector industrial que necesita estabilidad", añadió Agnelli a la prensa italiana.