¡Con ustedes, el gran campeón mexicano, Julio, César, Chávez! , gritaba el anunciador Jimmy Lennon Jr. en una imagen ya clásica para presentar a JC Chávez previo a cada pelea en Las Vegas y el públicos en las arenas y los hoteles elevaba los gritos y la emoción máximo.

Chávez, quien será entronizado el próximo domingo al Salón de la Fama del Boxeo Internacional, marcó una época, en su mejor etapa, el boxeo de nuestro país.

Antes de la explosión mediática de Chávez, en México, no se conocía ni el pay per view (pago por ver) ni los patrocinios en los boxeadores. Pero el legado no sólo quedó en esos temas.

JC protagonizó peleas en la Plaza de Toros Mexico, Toreo de Cuatro Caminos, Palacio de los Deportes y el Estadio Azteca, donde metió 132,274 aficionados, marca mundial, inmuebles en los que lo hicieron leyendas del boxeo nacional como Raúl Ratón Macías, Rubén Púas Olivares, Ultiminio Ramos, José Ángel Mantequilla Nápoles, entre otros.

Chávez González, fue el primer pugilista mexicano en convertirse en campeón mundial en diferentes divisiones en el boxeo profesional: superpluma, ligero y superligero. Fue campeón superpluma del CMB, campeón ligero del CMB y de la AMB, dos veces campeón superligero de CMB y de la FIB.

Además cumplió con una carrera de 25 años en el ring. Chávez debutó en febrero de 1980 y se retiró en septiembre de 2005. En esas dos décadas y media, protagonizó 115 combates en los que acumuló 107 victorias (86 por nocaut), seis derrotas y dos empates. En total estuvo en el cuadrilátero durante 633 rounds y registró 74.78% de nocauts.

Julio César, quien nació en Ciudad Obregón, Sonora, el 12 de julio de 1962 y se avecindado en Culiacán, Sinaloa, de hecho era considerado de aquella ciudad, se mantuvo invicto durante 90 peleas.

En 1993 Pernell Whitaker logró empatar con él. Su récord fue de 89-0-1 hasta perder el 29 de enero de 1994 ante el hasta ese momento desconocido Frankie Randall. En total disputó 37 peleas de campeonato mundial.

Fueron clásicas sus peleas ante Mario Martínez, Edwin Rosario José Luis Ramírez, Roger Mayweather, Meldrick Taylor, Héctor Camacho, Greg Haugen, Pernell Whitaker, Frankie Randall y Oscar de la Hoya.

La ceremonia de entronización, Chávez, al igual que los otros elegidos, recibirá un anillo de oro del Salón de la Fama y una placa con su biografía y fotografía, la cual estará en exhibición permanente en la pared del llamado recinto de los inmortales que se ubica en Canastota, Nueva York.

El último boxeador mexicano en ser inducido fue Ricardo Finito López en 2007. Antes de López ya estaban sus compatriotas Miguel Canto, Pipino Cuevas, Humberto González, Rubén Olivares, Carlos Palomino, Vicente Saldívar, Salvador Sánchez, Daniel Zaragoza y Carlos Zárate.

Beristáin, genio y figura

Con más de 40 años dedicados al boxeo, el manager Ignacio Beristain, de 71 años, también fue elegido al salón de la Fama. Beristáin participó en la formación de boxeadores amateurs mexicanos para los equipos de boxeo de los Juegos Olímpicos de 1968, 1976 y 1980. Entre sus campeones destacan Vicente Saldivar, Gilberto Román, Daniel Zaragoza, Humberto González, Ricardo López, Víctor Manuel y los hermanos Juan Manuel Márquez, Rafael Márquez.

Además de Chávez y Beristain serán inducidos el campeón mundial de peso completo Mike Tyson, el campeón mundial Kostya Tszyu, el árbitro Joe Cortez y el actor Sylvester Stallone por su ayuda a la difusión del boxeo con la serie de películas de Rocky.