Irapuato enfrentará hoy a Tijuana en el partido de ida de la final de Ascenso, tercer duelo de cuatro entre ambos equipos tras la final de la Liguilla de Ascenso, para definir al club que ascenderá a Primera División.

El caso de los freseros es especial por el simple hecho de tener a la plantilla más veterana en el futbol mexicano. Ningún equipo en la Primera División y por su puesto en la Liga de Ascenso, tiene el promedio de edad que ellos manejan, que es de 29.3 años.

La mitad de sus jugadores supera los 30 años de edad y cuatro de los más veteranos son los que más minutos disputan para el club: Adrián Martínez (41 años), Cuauhtémoc Blanco (38 años), Ariel González (36 años) y José Luis López (31 años).

Además, Blanco, el Parejita y Ariel, han formado la segunda mejor delantera del Clausura en la Liga de Ascenso con 28 dianas.

González incluso es el máximo goleador de la Liga con 12 tantos y Adrián Martínez es pieza fundamental pues en promedio recibe un solo gol por partido.

Los jóvenes hacen el desgaste y los veteranos los goles, así funcionó en este torneo la Trinca y le ha dado buenos resultados, así obtuvo el campeonato , explicó Fernando Cisneros de El Sol de Irapuato.

Según las alineaciones, la clave para Irapuato ha sido la mezcla de juventud y experiencia.

Jugadores jóvenes como el centrocampista Jonathan Miramontes, con apenas 22 años, han logrado engranar a la perfección con los más experimentados para así hacerse de la titularidad en el equipo con 13 partidos jugados, de los 16 totales del Torneo.

Hoy Irapuato tendrá que aprovechar la experiencia de sus veteranos para regresar a Primera División tras 10 años de ausencia. (Con información de LLanely Rangel)