Autoridades italianas arrestaron hoy a 14 personas acusadas de complicidad con la Camorra, la mafia napolitana, e indagan al jefe de la escuadra móvil de Carabineros, Vittorio Pisani, e intervinieron una sociedad del futbolista Fabio Cannavaro.

El fiscal en jefe de Nápoles, Giovandomenico Lepore, dijo a la prensa que los arrestados eran prestanombres del capo Salvatore Lo Russo, que lideraba el clan camorrista que lleva su apellido, pero que se convirtió en colaborador de la justicia y delató a sus cómplices.

Lepore detalló que en el marco del operativo f ueron incautadas las cuotas pertenecientes a Cannavaro, quien en la actualidad es jugador en un equipo de futbol en Qatar, de la cadena de restaurantes Regina Margherita.

Versiones de prensa señalaron que Cannavaro no fue inscrito por ahora en el registro de indagados, aunque habría sido prestanombres del empresario Marco Iori, vinculado con un clan camorrista.

Iori también está acusado de asociación delictiva, reciclaje de dinero, transferencia fraudulenta de valores y corrupción de oficiales públicos.

Interrogado por los fiscales, Cannavaro reconoció que conoce a Iorio desde hace unos siete años y que entró en sociedad con él en el restaurante Regina Margherita, adquiriendo el 10% de las cuotas de la cadena.

Las investigaciones policiales se centraron en una importante actividad de reciclaje de dinero, usura e inversión de capitales ilegales en cadenas de restaurantes y bares en Nápoles, pero también en Caserta, en el sur de Italia y en Génova, Bolonia, Turín y Varesse, en el norte del país.

Uno de los indagados es Pisani, imputado de haber revelado a Iorio información sobre la investigación en su contra y a quien la magistratura prohibió la residencia en la provincia napolitana.

Asimismo, se informó que son indagados 81 bancos, al menos uno de los cuales habría participado en operaciones de reciclaje de dinero sucio .

RDS