El seleccionador de Inglaterra, el italiano Fabio Capello, admitió este lunes que "uno o dos" de sus pupilos están descontentos con él, pero les avisó de que al Mundial de futbol se va para "jugar" y que el torneo no son unas "vacaciones".

"Hay probablemente uno o dos jugadores que no están contentos. Pero la mayoría lo está", afirmó Capello, un día después de que el defensa central John Terry emitiera críticas contra él.

"Un jugador no cuenta frente al resto. Lo que es importante es el grupo", añadió.

"Estamos aquí para jugar el Mundial, no en vacaciones", avisó el italiano, dos días antes del duelo decisivo que disputará su selección contra Eslovenia, que podría desencadenar una eliminación del combinado de los 'Los Tres Leones' si no gana a los balcánicos.

Diciendo que representaba a "los jugadores" de la selección, Terry manifestó su intención de hacer llegar al técnico sus quejas en una reunión el domingo. Pero según fuentes de la federación inglesa, el defensa no hizo uso de la palabra.

"Si alguien quiere hablarme, puede hacerlo. Invito a todos los jugadores a hablar. Pero nadie lo hizo ayer (domingo)", manifestó el entrenador

Los jugadores desean que Capello aporte novedades tácticas, y quieren hacer titular a Joe Cole, a quien han defendido en el 'once' Terry y Frank Lampard.

"Joe Cole es uno de nuestros 23 jugadores. Pero cuando se habla de un jugador, hay que respetar a aquellos que jugaron antes", dijo Capello sobre esa propuesta.

Terry calificó de "ofensiva" una apreciación reciente del italiano según la cual los jugadores tenían "miedo", pero el italiano no rectificó.

"Es un problema mental. Cuando uno está sometido a una fuerte presión, a veces las piernas no acompañan. Eso me ocurrió como jugador. Pero creo que todo irá bien el miércoles", señaló Capello, aludiendo al choque el miércoles contra Eslovenia, en Pretoria.

Inglaterra no pasó del empate ante Estados Unidos (1-1) y Argelia (0-0), resultados que generaron críticas de los aficionados al futbol y de la prensa en el Reino Unido, además de los reproches públicos formulados por Terry sobre el método de trabajo de Capello.