Budapest. El piloto británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), que salió en pole position, ganó el Gran Premio de Hungría, prueba 11 del Mundial de Fórmula 1, por delante de los dos Lotus-Renault del finlandés Kimi Raikkonen y del francés Romain Grosjean.

Es la segunda victoria de Hamilton esta temporada, después de imponerse en el Gran Premio de Canadá en junio pasado, que le permite entrar en la lucha por el título, en un circuito que le gusta mucho y donde ya ganó dos veces, en 2007 y 2009.

El británico, que cumplía su Gran Premio número 101 en la Fórmula 1, acabó con un segundo de ventaja sobre Raikkonen y 10 sobre Grosjean.

"Estoy muy contento porque no sucumbí ante la presión y mi equipo tampoco", dijo Hamilton justo después de cruzar la línea de meta.

El español Fernando Alonso (Ferrari), que acabó quinto, continúa como líder del campeonato, con 40 puntos de ventaja sobre el australiano Mark Webber (Red Bull), y solo perdió dos con respecto al alemán Sebastian Vettel (Red Bull), cuarto en la carrera.

El bicampeón del mundo no pudo en esta ocasión sacarle el mayor partido a su F2102 y después de tres podios consecutivos, con dos triunfos y un segundo puesto, se tuvo que conformar con la quinta plaza, aunque sigue en el liderato con 40 puntos de renta sobre Webber.

El español superó al piloto australiano en pista, como era su objetivo primordial, y además el RB8 de Vettel, vigente campeón del Mundial, solo pudo ser cuarto.

El piloto asturiano sumó su vigesimotercer Gran Premio puntuando y se queda a uno de igualar el récord de Michael Schumacher, heptacampeón del Mundial, con 24, y ahora tendrá tiempo de descansar hasta finales de agosto, cuando deberá volver a prepararse para el regreso de la competición.

Por su parte, Raikkonen, expresó que "nunca tuve una posibilidad real de adelantar a Lewis en la pista". Iceman sumó puntos en 10 de las 11 carreras de la presente temporada, con cinco podios. De esta forma, el finlandés se consolida entre los cinco mejores corredores en la clasificación del Mundial.

Cinco campeones del mundo acabaron entre los seis primeros pilotos de la prueba, donde apenas hubo adelantamientos. El único corredor que no era campeón del mundo, Grosjean, que salió de la primera línea, perdió su segunda posición cuando Raikkonen, que se detuvo después de él para su segundo cambio de neumáticos, volvió a salir justo delante del francés.

El próximo Gran Premio tendrá lugar a principios de septiembre en el circuito de Spa-Francorchamps (Bélgica).

EISS