La Selección de Guyana, ya eliminada, no solamente buscará cumplir en su juego ante México. El equipo dirigido por el trinitario Jamaal Shabazz intentará presentarse ante el mundo frente a una Selección que acapara reflectores dentro y fuera del continente americano, una gran oportunidad para demostrar que en su país se juega a algo más que el cricket y dejar claro que en su balompié existen más figuras además de Nigel Codrington, histórico de su Selección.

Si bien parten como víctimas y ya no tienen posibilidades de avanzar, los elementos de Guyana buscarán reafirmar que el 3-1 en el Azteca –marcador que muchos catalogaron como corto , ya que se esperaba una goleada- no fue casualidad y, en cambio, fue una muestra de que su futbol viene en ascenso, tal y como quedó demostrado luego de que dejaran en el camino a Trinidad y Tobago y llegaran a esta fase de la eliminatoria por primera ocasión en su historia.

Dicho logro es para aplaudirse, porque Trinidad y Tobago es una Selección que ha llegado en cinco ocasiones a la parte final de la eliminatoria, incluidos los últimos tres hexagonales y su única participación en la Copa del Mundo en el 2006.

Si Guyana decidió salir del Estadio Providencia, inmueble en el que juegan como locales en la eliminatoria, y recibir a México en un país en el que se sentirá como en casa, fue porque tenían la certeza de que de esa manera podían intentar salir del anonimato y con 1.5 millones de dólares en la bolsa.

La exposición que tendrán los seleccionados caribeños hace soñar a todo el plantel que, tras enfrentar a El Tricolor, se hable más de ellos en el mundo, que en redes sociales como Facebook tengan un poco más de 58 me gusta , es decir, personas interesadas en saber qué sucede con el equipo, o que en Youtube existan más de 225 videos como resultado de una búsqueda de su Selección.

En 90 minutos, Bob Treyon, Vurlon Mills, Ricky Shakes y Chris Nurse, goleadores de su equipo en la eliminatoria con dos tantos cada uno, buscarán aumentar su cuota de anotaciones y demostrarle a la afición de su propio país que hay alguien más que Nigel Codrington, máximo anotador en la historia del equipo con 17 dianas, 33 años de edad y ya ausente en las convocatorias.

Para Guyana, esta será una ocasión única, inmejorable y, a pesar de que es muy probable que caigan de nueva cuenta ante el equipo mexicano, querrán, con base en su futbol, dejar una grata impresión ante el mundo.

Tres centroamericanos por su pase

Guatemala, El Salvador y Panamá deberán aprovechar su condición de anfitriones para mantenerse con las mejores perspectivas de calificar al hexagonal final de la Concacaf rumbo a la Copa del Mundo de Brasil 2014.

El conjunto chapín recibirá a Jamaica. Los blanquiazules llegarán a este duelo como líderes del Grupo A con siete puntos, mientras los reggae boyz también contabilizan siete, pero la diferencia de goleo es mejor de los centroamericanos (con más dos) que de los caribeños (con más uno).

Para los guatemaltecos la victoria es prioritaria y casi obligatoria para afrontar el sexto encuentro de esta ronda el martes próximo de visita ante Estados Unidos.

En el Grupo B, El Salvador podría amarrar su boleto al hexagonal final si sale victorioso en su encuentro ante la selección de Costa Rica.

Respecto al Grupo C, Panamá podría también afianzar su participación en el hexagonal cuando reciba a Honduras.

Los canaleros llegarán como líderes de este pelotón con nueve unidades, mientras los catrachos los escoltan con siete puntos.

carlos.herrera@eleconomista.mx