El tight end de Patriots, Rob Gronkowski, no dio garantías sobre la evolución del esguince que padece en el tobillo izquierdo con miras al Super Bowl. Sentado en un podio y sin la bota protectora que usó la semana pasada, Gronkowski no lució demasiado inquieto ante la posibilidad de perderse el duelo contra Giants de Nueva York. Faltan seis días , dijo a periodistas.

Voy mejorando día a día , dijo Gronkowski. La única razón por la que se hace tanto escándalo es porque se trata del Super Bowl. Es como cualquier otra lesión en cualquier otra semana .

Gronkowski batió el récord para tight ends en la NFL al atrapar 17 pases de touchdown y totalizó 90 recepciones para 1.327 yardas.

Lideró al equipo con sus 15 pases atrapados, promediando 15,5 yardas, y tres touchdowns en la postemporada. Se lesionó el tobillo en la victoria ante Baltimore, en el partido de campeonato de la Conferencia Americana. Será en los próximos días cuando se defina si jugará o no.