Los estadios del futbol mexicano volvieron a abrirse a partir del 16 de octubre de 2020. La reapertura fue gradual: en ese entonces fueron solo Mazatlán y Necaxa, pero de marzo a mayo de 2021, abrieron otros 14 equipos; solo Pumas y Tijuana se quedaron un año entero sin recibir público.

A pesar de ese regreso de aforos, los ingresos por taquilla no lograron recuperarse. En total, 570,025 aficionados volvieron a los estadios sumando el torneo Guardianes 2020 y el 2021, lo que representa apenas el 4.06% de las personas que pudieron haber entrado a ambos campeonatos si se permitieran entradas al 100%.

Es decir, sumando las capacidades de los 17 estadios de la Liga MX (ya que América y Cruz Azul comparten el Azteca) y multiplicada por el número de juegos que cada equipo tuvo como local, se hubieran podido recibir hasta 14,035,060 aficionados en total, claro, sin pandemia ni restricciones de aforo.

Entre el 16 de octubre y el 30 de mayo, la Liga MX permitió 67 de 342 partidos con público, con un aforo mínimo de 15% en el estadio Akron en el duelo entre Chivas y América de la liguilla del Guardianes 2020 y con un máximo de 70% en la final de ida del Guardianes 2021 entre Santos y Cruz Azul, en el Territorio Santos Modelo de Torreón.

Esto significa que apenas el 19% de los partidos del año futbolístico 2020-21 contaron con aficionados, lo que se traduce en una quinta parte de los ingresos por taquilla, e incluso menos, ya que esos 67 partidos tuvieron aforos limitados.

Mazatlán fue el equipo que mejor provecho pudo sacar a los aforos reducidos. El equipo sinaloense abrió sus puertas en 10 de sus 17 partidos de local durante el año y permitió el ingreso del 22% de su aforo máximo posible. Por el contrario, América, Toluca y Querétaro solo pudieron abrir una vez entre el Apertura 2020 y el Clausura 2021.

En cuanto a ingresos por taquilla, de acuerdo con cálculos de El Economista, se generó una derrama de 628.21 millones de pesos gracias a esos 67 partidos con público en la temporada. Esto contrasta con las cifras prepandemia, pues según un informe de Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, antes del tema covid, un solo partido del campeonato generaba una derrama de 169.7 millones de pesos.

Fredi Figueroa

fredi.figueroa @eleconomista.mx