Kimberley, Sudáfrica.- Derrotar a la selección sudafricana de futbol dejaría a Uruguay a las puertas de su primera clasificación a octavos de un Mundial desde hace 20 años, por lo que la "celeste" sacará a tres delanteros para superar el reto, dijo el martes el entrenador Oscar Tabárez.

Uruguay, que empató sin goles la semana pasada en su debut por el Grupo A contra Francia, enfrentará el miércoles al anfitrión del torneo, ante el que esperan mostrar un juego más fluido y ofensivo que frente a la subcampeona del mundo.

"Nosotros sabemos que va a ser muy difícil, pero sabemos que si lo ganamos damos un paso de gigante", dijo Tabárez en conferencia de prensa.

El grupo está muy igualado luego de que Sudáfrica y México también empataran en el inicio del torneo 1-1, por lo que ganarle a los locales es vital para el combinado sudamericano.

"El partido, que tenía su importancia, se redimensiona por los empates de la primera" jornada, agregó Tabárez.

Uruguay buscará cambiar su imagen con dos variantes técnicas: alineando al lateral derecho Jorge Fucile, del Porto portugués, en vez de a Mauricio Victorino, con lo que buscará una salida del balón más ordenada; y reforzando la ofensiva con un delantero más.

"Buscamos un funcionamiento mejor en la disposición de la pelota (...) la modalidad en que se siente más cómoda Sudáfrica es agrupándose y saliendo muy rápido de contragolpe y eso lo vamos a tener en cuenta", dijo el entrenador uruguayo.

El delantero Edinson Cavani, del Palermo de Italia, entrará en lugar del mediocampista Ignacio González para configurar una tripleta ofensiva junto a Luis Suárez, artillero del Ajax holandés, y Diego Forlán, del Atlético de Madrid español.

"Por supuesto, no son sólo tres delanteros, estos jugadores han sabido ser contundentes en sus equipos", aseguró.

BVC