El debut de Miguel Herrera en el Apertura 2017 en su regreso al banquillo del América se vio frustrado de último minuto. Un penal cometido por Bruno Valdez sobre Edgar Benítez le abrió la puerta a Querétaro, club que se impuso 1-0 a las Águilas, plantel que de nueva cuenta se quedó con las manos vacías ante los Gallos, luego de que la semana pasada cayeran ante los dirigidos por Jaime Lozano en la final de la Supercopa.

El de esta tarde fue un juego con pocas emociones, con los equipos aún en busca de su mejor forma y entendimiento. Un tiro libre que desvió Tiago Volpi en la primera mitad, y una buena atajada a un disparo del joven Enrique Cedillo fueron las mejores jugadas americanistas del primer lapso, mientras que por los visitantes un intento de Camilo Sanvezzo fue lo que más pudo emocionar a la afición de los Gallos.

Para la segunda parte los de Miguel Herrera tuvieron mayor tiempo el balón y buscaron marcar el primer gol del partido, pero la falta de precisión les impidió inquietar a Volpi, con un remate de Oribe que no llevó dirección de arco. En la recta final ni el ingreso de Cecilio Domínguez pudo generar desequilibrio.

Al final, cuando parecía que los abucheos llegarían por el empate sin goles, Valdez derribó al Pájaro Benítez dentro del área y Sanvezzo marcó desde el manchón para dejar a la afición azulcrema y a Miguel Herrera con las manos vacías en el regreso del Piojo al Azteca como entrenador del cuadro capitalino, en un compromiso que concluyó con 30,000 almas reclamando el desempeño de las Águilas.

abr