París. El suizo Roger Federer, ganador de Roland Garros en 2009, se impuso en cuatro sets, por 6-3, 6-2 y 6-7 (6-8) y 6-3, al rumano Adrian Ungur, en el court central Philippe Chatrier de Roland Garros, en lo que fue su victoria 234 en los Grand Slam para superar la marca de Jimmy Connors.

"Podría hablar una hora o escribir un libro sobre esto (...) Evidentemente, fue muy importante empezar a jugar contra mis grandes héroes que yo veía en la televisión. Era apasionante, a veces parecía algo irreal", destacó.

Federer añadió que "cuando dejas de ser junior y juegas en un central ante la televisión y que todo el mundo te está juzgando si serás la nueva estrella, es interesante. Después juegas contra jóvenes que no sabes cuál será su talento. Algunos se revelan excelentes, como Rafa Nadal y Novak Djokovic. Tuve la suerte de jugar ante grandes campeones y espero continuar haciéndolo".

El jugador de Basilea necesitó 2 horas y 27 para imponerse y batir la plusmarca que desde su victoria anterior compartía con el mítico jugador estadounidense.

El primer set el helvético lo despachó por 6-3 en 29 minutos. Después, en el segundo, quebró en 4-1 para finalizar con 6-2. El tercero comenzó más parejo, al punto que tras un intenso mano a mano tuvo que definirse en un tie-break en el que sorprendió el rumano.

En el cuarto, Federer tuvo que apelar a toda su clase para quebrar al rumano en 2-0 y cerrarlo en 6-3.

Federer tendrá delante en la ronda próxima al vencedor del partido que disputaban más tarde el francés Nicolas Mahut ante el eslovaco Martin Klizan.