De nacionalidad senegalesa, Fatma Samba Diouf Samoura es la primera mujer en la historia que se convirtió en secretaria general de la FIFA desde el 2016. El segundo puesto de mayor relevancia en la principal organización mundial del futbol.

“Llegué a una compañía dominada por los hombres. Ahora ya se han acostumbrado a mí. Hay mucha gente que creía que una mujer negra no debía liderar la administración de la FIFA. Pero ya han visto que es posible”, comentó Samoura a la cadena británica BBC, después de un año de rendir protesta.

¿Cómo fue el trabajo previo para llegar a dicho puesto?

Samoura es conocida por su lucha por las causas de igualdad de género, racial, humanitarias y su trabajo a favor de la alimentación en zonas marginadas. Ha recibido premios como el de la African Renaissance and Diaspora Network, que le fue otorgado por su compromiso y responsabilidad con diferentes iniciativas, como la lucha por la diversidad durante 21 años mediante programas de la ONU en Italia, Yibuti, Camerún, Chad, Guinea, Níger, Madagascar y Nigeria.

Sin embargo, su reciente existo data de años de trabajo que comenzó en 1995 en la ciudad de Roma, cuando se convirtió en la principal funcionaria de logística para el Programa Mundial de Alimentos, que se basa en distribuir comida a refugiados, personas desplazadas y afectados durante desastres naturales.

En Perú, lograron que 10% de la población con problemas alimenticios se beneficiaran de éste.

La secretaria no dejó de lado sus raíces, por lo que, al liderar temas enfocados en la alimentación desde el 2007, está involucrada en aspectos de control de seguridad, políticos y socioeconómicos de Nigeria, que con 109.9 millones de personas, es el país con mayor población del continente Africano. Por lo que alrededor de 2,000 ciudadanos han recibido beneficios de su programa.

Su larga trayectoria ha involucrado ser representante de proyectos en el apoyo a la alimentación en países como: Níger, Guinea, Madagascar, región del Chad oriental, República Yibuti y Camerún. Además, meses antes de tomar su puesto en la FIFA, fue la encargada de la Coordinación Residente de la ONU.

Fatma, desde su llegada, ha reiterado su apoyo por el futbol femenil, y ha pedido que las 211 federaciones pertenecientes a la FIFA inviertan en el desarrollo anual de jugadoras.

México, un país especial para la mandataria

“Estar en México es un recuerdo importante, porque hace tres años estuve en el 66 Congreso de la FIFA, el día en el que el Presidente Gianni Infantino nombró por primera vez a una mujer, además africana y musulmana, como secretaria general”, comentó ante los medios en marzo de este año. La senegalesa también destacó el trabajo realizado mediante la Liga profesional femenil en México, tomándola de ejemplo para el mundo al puntualizar que debe ser considerada como una fuente de inspiración, por el tiempo y los logros obtenidos.