La Asociación de Futbol Inglesa (FA) multó al jugador del Chelsea, Ashley Cole, a pagar 111,000 euros por haber hecho un comentario ofensivo en la red social Twitter acerca del episodio racista entre John Terry y Anton Ferdinand.

"El jugador del Chelsea Ashley Cole ha sido multado con 90,000 libras (111,000 euros) después de admitir que sus comentarios en Twitter fueron inapropiados y atentaban contra el juego limpio", señaló la FA en su página web.

Cole, que no quiso estar presente en la audiencia, recibió también un aviso sobre su conducta en el futuro.

"Hahahahaha, FA lo hizo bien, mentí eh, banda de idiotas...", escribió Cole en su cuenta de Twitter después de la publicación del informe sobre el caso de Terry y Ferdinand.

Casi inmediatamente Cole se disculpó ante el presidente de la FA, David Bernstein, pero la asociación le abrió un expediente disciplinario por "conducta inapropiada".

Por otro lado, el capitán del Chelsea y compañero de Cole, John Terry, condenado a cuatro partidos de suspensión y a pagar una multa de 220,000 libras (355,000 euros) por proferir insultos racistas a Anton Ferdinand, anunció también este jueves que no presentará un recurso de apelación a la sentencia.

En el juicio a Terry, Cole había defendido que su compañero no tuvo un comportamiento racista.

"Después de reflexionar profundamente he decidido no apelar la decisión tomada por la Federación Inglesa", dijo el central del equipo londinense.

"Como dije durante el juicio, me he dado cuenta de que mi reacción no fue la más adecuada. Esto no volverá a suceder", añadió el excapitán de Inglaterra.

Terry, de 31 años, fue acusado de proferir insultos racistas al jugador de color Anton Ferdinand, del Queens Park Rangers y hermano del internacional Rio, durante un partido del campeonato inglés el 23 de octubre de 2011.

Este caso le costó a Terry perder el brazalete de capitán de la selección inglesa, de la que se retiró el 23 de septiembre después de jugar 78 partidos y con la que disputó la pasada Eurocopa.

EISS