La rusa Evgeniya Kanaeva se proclamó este sábado campeona olímpica de gimnasia rítmica en los Juegos Olímpicos de Londres convirtiéndose en la primera atleta de esta disciplina que conserva su título.

La rusa, de 22 años, que entre los Juegos de Pekín y los de Londres dominó todo el ciclo olímpico, volvió a superar ampliamente con elegancia y gracia a todas sus adversarias.

Ya en su primer aparato, el aro, la triple campeona del mundo se puso al mando de la clasificación con más de un punto de ventaja sobre su compatriota Daria Dmitrieva, la única que podía intentar medirse con ella. Solamente en la cinta, Dmitrieva logró una mejor nota que Kanaeva.

La "zarina" Evgeniya, con un total de 116,900 puntos, se impuso por 2,400 puntos a Dmitrieva, que fue plata, y por 5,200 puntos a la bielorrusa Liubou Charkashyna, que se colgó el bronce.

Desde que brilló con su oro en Pekín-2008, la siberiana apenas ha dejado nada para el resto de las gimnastas.

En 2009, en Mie, en Japón, se convirtió en la primera gimnasta de la historia de la gimnasia rítmica en ganar las seis medallas de oro en juego en un mismo mundial (concurso general, cuatro aparatos, y por equipos). Una hazaña que la rusa reeditó en Montpellier, en Francia, en septiembre pasado.