La ausencia de Estados Unidos del Mundial de Rusia 2018 provocó una sacudida en US Soccer —la Federación que rige el futbol en ese país— tanto a nivel directivo, en la dirección técnica y en los jugadores que integraban la Selección.

De aquella derrota en Puerto España que les costó la eliminación a la Copa del Mundo de Rusia 2018, quedan pocos sobrevivientes.

El primero que renunció fue el técnico Bruce Arena y le siguió Sunil Gulati —entonces presidente del organismo respaldado de sus 12 años en el puesto—

Carlos Cordeiro asumió el puesto de Gulati en febrero pasado y decidió que era necesario renovar el organigrama federativo y, también, rejuvenecer a la Selección.

Su primera acción fue nombrar al ex seleccionado estadounidense Earnie Stewart como gerente general (un símil de director de Selecciones Nacionales) en la federación. Éste se encargaría de elegir al nuevo entrenador de la Selección mayor para el ciclo del Mundial Qatar 2022.

Kevin Baxter —periodista que cubre a la Selección estadounidense para el diario Los Angeles Times— cuenta que Davis no ha podido elegir al entrenador definitivo porque, formalmente, tomó el puesto en agosto pasado y ha tenido poco tiempo para trabajar. Además, estima que antes del fin de año se solucionará la vacante. Por lo pronto, mantienen a uno provisional, Dave Sachan, quien era el auxiliar técnico de Arena.

“Al igual que México, la Selección estadounidense usa los juegos amistosos, desde que fueron eliminados del Mundial, para probar nuevos jugadores, generalmente jóvenes. Uno de los problemas del equipo fue que se volvió viejo y Arena trató de rejuvenecerlo cuando llegó como entrenador a la mitad de la eliminatoria. Sin embargo, no pudo lograrlo. Por eso ahora hay tantos jóvenes en el plantel”, explica.

De la lista de 25 futbolistas que presentó el representativo estadounidense para la fecha FIFA de septiembre, ninguno supera los 30 años. De ellos, 12 juegan en la MLS, mientras que los restantes están repartidos en las ligas del futbol europeo como la Bundesliga, Liga Premier, Liga 1 y la Liga belga.

En esta convocatoria destacan las ausencias de Brad Guzan, Clint Dempsey, Michael Bradley y Tim Howard. Baxter cree que eventualmente Guzan y Bradley volverán a la Selección, mientras que Howard y Dempsey, no. El primero, porque vive la última etapa de su carrera y el segundo porque recientemente anunció su retiro.

“Fue un golpe muy duro para la US Soccer quedarse fuera del Mundial. Por principio, sus directivos fueron los que resultaron el centro de las críticas. En segundo lugar, porque no pudieron recibir los 9.5 millones de dólares que les daría la FIFA si calificaban y, por último, porque era la última oportunidad para varios de sus futbolistas pudieran jugar un último Mundial, como Dempsey y Howard”, señala.

Sólo cuatro jugadores que participaron en el partido ante Trinidad y Tobago (DeAndre Yedlin, Paul Arriola, Bobby Wood y Kellyn Acosta) repitieron en la convocatoria para los partidos de la fecha FIFA ante Brasil y México.

Mientras que el resto de la convocatoria destacan otros futbolistas que recientemente debutaron o se integraron con algunos clubes europeos, como Weston McKennie (Schalke 04), Cameron Carter-Vickers (Swansea City), Ethan Horvath (Brujas) y Tim Weah (PSG), hijo del exastro y presidente de Liberia, George Weah. Los cuatro tienen 23 años o menos.

Así marcha la renovación de la Selección estadounidense, que al menos este año tuvo partidos amistosos ante Francia y Brasil, mientras que aún le restan los encuentros ante México de mañana, Colombia en octubre e Inglaterra e Italia en noviembre.

México, por su parte, aún no tiene pactados los rivales con los que jugará en octubre y noviembre.